Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El trabajo es el mayor quebradero de cabeza de los españoles

El paro continúa situándose a la cabeza de la lista de los principales problemas de los españoles, seguido de los asuntos de índole económica y ya, más lejos, de la clase política, según se desprende del Barómetro de Opinión del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) correspondiente al mes de diciembre.
La encuesta se basa en 2.480 entrevistas personales y domiciliarias realizadas en 237 municipios de 49 provincias realizadas entre el 1 y el 13 de diciembre, en plena crisis aérea tras el 'plante' protagonizado por los controladores durante el Puente de la Constitución. Tiene un margen de error de más/menos 2 por ciento.
En concreto, el desempleo es citado como una preocupación por el 78,6 por ciento de las respuestas de los encuestados, aunque baja casi un punto en relación con el barómetro del pasado mes de noviembre.
Los españoles somos más pesimistas
Los problemas económicos alcanzan el 52 por ciento, incrementándose cuatro puntos con respecto al mes anterior, si bien el récord del año se produjo el pasado junio, cuando la inquietud por la actual coyuntura económica rozó el 53 por ciento.
En cuanto a los problemas que personalmente más afectan a los encuestados se consolidan en los dos primeros puestos el paro (42,7 por ciento) y los problemas económicos (41,6 por ciento) y se afianza también en el tercer lugar las pensiones (8,8 por ciento).
El CIS también pregunta a los encuestados por la situación económica en general. Así, sólo un 2,1 por ciento la juzga como 'buena' o 'muy buena' frente a un 77,4 por ciento que la considera 'mala' o 'muy mala'.
Pero, además, el sondeo de diciembre revela que un 40 por ciento de los españoles cree que la situación económica del continuará igual, un 35 por ciento piensa que estará peor y tan sólo un 16,6 por ciento sostiene que mejorará.
Más concretamente, el sondeo ha interrogado a los españoles sobre cómo creen que evolucionarán los principales problemas del país de cara al próximo año. Así, frente al optimismo mostrado este martes por el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, al asegurar que en 2011 habrá más oportunidades para encontrar un empleo, casi la mitad de los ciudadanos cree que los datos de paro empeorarán durante este año.
Los españoles también se muestran pesimistas con respecto al futuro de las pensiones. Seis de cada diez creen que empeorarán de cara a 2011 y un 24,5 por ciento consideran que la situación seguirá igual. Únicamente el 7,3 por ciento creen que mejorarán.
Opinión de la clase política

Después del paro y los problemas económicos aparece en el tercer lugar de la lista de las preocupaciones de los españoles la clase política, que es mencionada por un 19,3 por ciento de los encuestados, lo que supone una subida de un punto respecto al sondeo anterior.
Paralelamente, la encuesta reseña que el 67,1 por ciento de las respuestas juzgan que la situación política en España es 'mala' o 'muy mala' y sólo un 3,2 por ciento la considera 'buena o 'muy buena'. La mitad de los españoles augura que en los próximos doce meses la percepción de la política en general será igual.
A renglón seguido se encuentran la inmigración, que es citada por el 13,8 por ciento de los españoles, la inseguridad ciudadana (8,1 por ciento), el Gobierno, los políticos y los servicios públicos (6,6 por ciento) y el terrorismo (6 por ciento).