Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los 1.445 trabajadores de Viajes Marsans aceptan un ERE de extinción total

Agencia de viajes MarsansCNN+/Cuatro
Fuentes del sindicato UGT han señalado que las condiciones del ERE "estarán dentro de la normalidad a pesar de las dificultades de la empresa", e incluirán una indemnización de 32 días por año trabajado, por un máximo de 30 mensualidades, estableciendo un tope salarial de 70.000 euros.
Parte de la financiación del ERE provendrá del Fondo de Garantía Salarial (Fogasa) y el resto corresponderá a la masa concursal. El ERE, que será firmado este mediodía, destinará también un fondo de 1,9 millones de euros para el "personal de difícil colocación".
Aceptados por el Comité de Empresa
Fuentes del Comité de Empresa han informado de que tras una reunión mantenida en la tarde noche de este martes, la dirección de la empresa mostró la imposibilidad de aplicar un plan de viabilidad a la misma, por lo que la propuesta última ha sido la de ampliar el ERE de extinción de los 947 trabajadores previstos inicialmente a los 1.400 que conforman la plantilla. Aunque el ERE sea una realidad a partir del 31 de julio, van a quedar trabajando temporalmente entre 35 y 40 personas para llevar a cabo las gestiones necesarias, abandonando la empresa el 31 de octubre.
Las mismas fuentes han añadido que la propuesta, que este miércoles se va a trasladar a los trabajadores para su aprobación en asamblea, contempla el pago de 32 días por año trabajado con 30 mensualidades y hasta un máximo de 70.000 euros.
Durante la tarde-noche del martes, los miembros del Comité Intercentros, asesorados por UGT y CNT, mantuvieron una reunión con los representantes de la empresa y los administradores concursales, y se puso encima de la mesa la imposibilidad de llevar adelante la empresa. Según fuentes del Comité Intercentros, la parte empresarial confesó textualmente que creían "en el plan de viabilidad, pero la situación se ha ido agravando y degradando", lo que ahora lo hace inviable.
Las mismas fuentes indicaron que "el administrador concursal estaba más a favor de la empresa que de los trabajadores en la negociación, ya que ha llegado a amenazarnos con que si no llegábamos a un acuerdo, los plazos de legalización y aprobación del ERE no se podían cumplir". Además del preacuerdo de aplicación del ERE, se ha obtenido el compromiso por parte de los gestores de la empresa y del administrador concursal de la garantía de cobro de la totalidad de las nóminas de junio; la garantía de cobro para los trabajadores que permanezcan hasta el 31 de octubre.
También se ha incorporado una cláusula de preferencia de contratación en el caso de que exista una futura viabilidad de la empresa, bien por sí misma o por la venta parcial o total a un tercero. Los dueños de Marsans, Gonzalo Pascual y Gerardo Díaz Ferrán, presidente de la CEOE, vendieron la sociedad a la empresa Posibilitumm el 10 de junio.