Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El toque de queda en Bangkok se prolongará hasta el lunes

El toque de queda en Bangkok y otras provincias tailandesas se prolongará dos días más, según ha afirmado el primer ministro tailandés, Abhisit Vejjajiva.
En su comparecencia semanal, Abhisit ha asegurado que el toque de queda se extenderá a las noches del domingo y del lunes.
El toque de queda fue impuestoel pasado miércoles después de que se vivieran en la capital tailandesa los peores disturbios de la historia moderna del país y en los cuales murieron 54 personas y más de 400 resultaron heridas.
Tareas de limpieza
Miles de habitantes de Bangkok hartos del caos que han provocado las protestas que se han llevado a cabo contra el Gobierno tailandés durante las últimas semanas, han comenzado a retirar con cuchillas los carteles de los manifestantes y a barrer las toneladas de basura que han dejado éstos.
El Ejército puso fin a las manifestaciones del opositor Frente Unido por la Democracia y contra la Dictadura (UDD) el miércoles pasado utilizando vehículos blindados y fusiles automáticos para expulsar a los conocidos como 'camisas rojas' de las zonas del centro de la capital donde se habían concentrado. Mientras los opositores se retiraban se produjeron varios incendios provocados y los peores disturbios de la historia moderna de Tailandia.
En el lugar donde habían acampado los manifestantes, en el distrito de Rachaprasong, miles de vecinos de Bangkok han usado escobas, guantes de plástico, bolsas de basura y mascarillas para limpiar las calles. Previamente, el Ejército había confirmado que ya no había bombas de fabricación casera u otros objetos peligrosos.
54 muertos y más de 400 heridos
Los 'camisas rojas', que proceden de las masas rurales y de los sectores pobres de las zonas urbanas, exigen la celebración de elecciones porque afirman que una élite de Bangkok apoyada por el Ejército que se niega a compartir el poder con el pueblo les ha privado del derecho a estar representados. Han adelantado que el mes que viene reanudarán sus protestas.
En los disturbios y enfrentamientos que se han producido desde el pasado 14 de mayo han muerto al menos 54 personas y más de 400 han resultado heridas. Además, casi 40 edificios importantes de la ciudad han sido incendiados y los sectores del turismo y la venta al por menor se han visto seriamente afectados.