Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El timo de la estampita mordenizado en versión iPad

Se pasa de lista y es estafada con el método del timo de la estampita.GTRES

Ashley McDowell compro un iPad a dos hombres por un precio muy inferior que en las tiendas y en lugar de disfrutar del 'tablet' de Apple tuvo que conformarse con un trozo de madera pintado de negro.

Los hechos ocurrieron este lunes cuando dos hombres se acercaron a la joven en el aparcamiento de un McDonald's en la ciudad de Spartanburg, en Carolina del Sur.
Los hombres le ofrecieron a McDowell un iPad y, para que ella no sospechara, los estafadores le ensañaron un iPad original que llevaban encima. Ambos aseguraron que habían comprado una gran cantidad de estos dispositivos y las revendían por 300 dólares (unos 210 euros).
Lejos de dejar pasar esta oportunidad, la chica aceptó el trato pero aseguró a los estafadores que en ese momento solo llevaba encima 180 dólares (unos 125 euros). Los estafadores, sin poner ningún tipo de pega por haber tenido que rebajarle el precio, aceptaron y le entregaron el paquete a la joven.
La chica estaba emocionada con su nueva compra pero no abrió el paquete hasta que llegó a su casa. Al abrir el paquete esperando su nuevo iPad encontró un trozo de madera del mismo tamaño que el 'tablet' de Apple.
El iPad "de pega" imitaba los bordes redondeados del iPad original con cinta aislante negra y la manzana característica del logo era un recorte.
Sin embargo, los estafadores no escatimaron en detalles. En la parte inferior de la "pantalla" del iPad de madera había pegados los iconos recortados del navegador web Safari, del correo electrónico, del acceso a las fotos y el icono de iPod.
La joven denunció el caso a la policía pero los agentes aseguraron que están muy lejos de poder conocer el paradero de los estafadores