Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La termosolar pide "su espacio" en la nueva capacidad de renovables que se instalará en España

El sector termosolar ha reclamado "su espacio" en la planificación de la nueva capacidad renovable a instalar en España y ha pedido que la próxima subasta considere tecnologías de almacenamiento, ya que "es capaz de competir en igualdad de condiciones con otras renovables".
En un comunicado, la patronal considera que en la próxima subasta de renovables que realizará el Gobierno en este primer trimestre del año por 3.000 megavatios (MW), incluso con la posición de neutralidad tecnológica, se debería diferenciar entre renovables con y sin almacenamiento.
De esta manera, afirma que la termosolar podría competir "en igualdad de condiciones" con sistemas de energía eólica con bombeo o centrales fotovoltaicas con almacenamiento en baterías.
Para Protermosolar, el escenario energético previsible en España apunta a que toda la nueva generación que se instale hasta 2030 será renovable, con un eventual contexto sin consenso político para alargar la vida de las centrales nucleares y con fecha de caducidad para la generación con carbón, por lo que subraya que las centrales termosolares constituyen "una pieza indispensable del mix de generación del país".
Por ello, Protermosolar confía en que las decisiones que se adopten para cumplir los objetivos de 2020 no estén basadas "únicamente" en el criterio del mínimo coste, sino en optimizar el valor de la nueva potencia para el sistema eléctrico en su conjunto y para el relanzamiento industrial del país.
Por segundo año consecutivo, las 50 centrales termosolares instaladas en España generaron más de 5 teravatios hora (TWh) de electricidad, que representó el 2,1% de la producción nacional total.
En 2016, en concreto, la generación eléctrica de estas centrales alcanzó los 5,1 TWh. Durante los meses de verano de 2016, la producción mensual se situó por encima del 4% y, en muchos momentos, representó más del 8% de la demanda instantánea. En julio se alcanzó un nuevo récord puntual de contribución con un 9,4%.