Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El temporal pierde fuerza aunque se mantiene la alerta en 36 provincias

Según la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), España se encuentra bajo el radio de acción de una borrasca muy fuerte, procedente del sur de Irlanda. Pero las previsiones para este miércoles muestran cómo se aleja esta borrasca que permitirá que el temporal amaine.
Pese a todo 36 provincias continúan en alerta ante el riesgo de viento, lluvias o nieve, mientras que Fuerteventura, Gran Canaria, Lanzarote, La Palma, Cantabria, A Coruña, Lugo, Pontevedra, Guipúzcoa, Vizcaya y Asturias están en alerta naranja por vientos costeros.
En concreto, el fuerte viento afectará a Teruel, Zaragoza, Barcelona, Lleida, Tarragona, Alicante, Castellón, Valencia, La Rioja, Albacete, Segovia y Soria. También se esperan grandes olas en el litoral de Almería, Granada, A Coruña, Lugo, Pontevedra, así como en casi todo el archipiélago canario.
En Burgos, León y Palencia, también con alerta amarilla, se espera que la nieve alcance los 5 centímetros.
Mejorará el jueves
En el resto de la Península habrá intervalos nubosos y existe posibilidad de chubascos débiles y dispersos en zonas del interior. En Ceuta y Melilla habrá chubascos localmente moderados, mientras que en Baleares las nubes dejarán alguna tormenta. En Canarias los cielos estarán nubosos, pudiéndose registrar alguna lluvia débil, más probable en el norte de las islas occidentales.
Será mañana jueves cuando comenzará un periodo anticiclónico, casi sin viento, con menos precipitaciones, prácticamente ninguna, y que durará por lo menos durante el fin de semana, según ha indicado la Aemet.
Dos muertos y un desaparecido

En Burela, Galicia, donde las olas de hasta 10 metros obligaron a mantener la flota amarrada al puerto, murió un pescador de 74 años mientras intentaba amarrar su barca.
En Chipiona (Cádiz), un varón de origen magrebí, de entre 25 y 30 años de edad, falleció tras estrellarse la embarcación neumática en la que viajaba contra las rocas a causa del temporal frente al monumento a la Cruz del Mar.
Además continúa la búsqueda del hombre de unos 70 años de edad que ha desaparecido en la localidad coruñesa de Carballo. La llamada de una mujer alertó de la desaparición del hombre, que salió a pescar con otro compañero y del que no se sabe nada desde las 23.00 horas del lunes.
Desperfectos
A causa del fuerte temporal ha habido grandes desperfectos en toda la costa Cantábrica. En Galicia según el Consistorio coruñés además del derribo de la balaustrada del Paseo Marítimo entre la Fuente de Las Catalinas y el Hotel Riazor, el temporal ha afectando también a farolas, una zona ajardinada y una toma de agua, inundándose también parte de la calzada.
En Asturias, el agua del mar ha provocado inundaciones en la costa urbana de Ribadesella y de Luanco. Así como, el río Piles se ha desbordado parcialmente debido a la conjunción del fuerte oleaje con el horario de la pleamar y el Paseo del Muro tuvo que ser cortado en distintos tramos del mismo. Mientras que en Santander, se ha registrado olas de casi 10 metros en la Virgen del Mar y en la costa de Santoña.
En el País Vasco destaca sobre todo, el socavón de 20 por 15 metros que se ha producido en el Paseo Nuevo de San Sebastián. El agujero abarca los dos carriles de la calzada, el bidegorri y la acera peatonal e impide el tránsito de vehículos, por lo que serán dificultosas las tareas de reparación que se prolongarán durante meses.