Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La gélida temperatura ambiente en Cataluña contrasta con la caliente temperatura política

El consejero de Interior del Gobierno catalán, Joan Saura, ha explicado que las alertas por el temporal de frío y nieve que se acercaba a Cataluña se dieron con suficiente antelación en función de las previsiones meteorológicas que difundía el Servicio Meteorológico de Catalunya (SMC), y que el primer aviso se dio el domingo a las 13 horas.
Sin embargo, Saura ha admitido que "todo es mejorable". Así, ha concretado que entre otras cosas, la coordinación, la eficacia de la respuesta y la previsión meteorológica, ya que el SMC no pudo determinar, por ejemplo, que en Barcelona nevaría y que además cuajaría.
Mientras, la portavoz parlamentaria del PP de Cataluña, Dolors Montserrat, ha acusado a Saura, de haber actuado con "negligencia", al no haber sabido gestionar un temporal de nieve que ya se "preveía". "Si llega a nevar medio metro o 70 centímetros, todos colgados o todos muertos, porque aquí no habría venido nadie a rescatarnos", ha ironizado, indignada, Montserrat en el Parlament.
"Colapso olímpico"
El alcalde de Barcelona, Jordi Hereu, ha asegurado que el colapso en la capital catalana por el temporal se podría haber evitado si se hubiera tomado la "decisión de país" de pedir a los ciudadanos que no acudieran a la capital.
Además, el alcalde ha señalado como "origen del colapso" en Barcelona que "miles de personas provenientes del resto de Cataluña" se desplazaron a la capital catalana para llevar a cabo sus actividades habituales y por la tarde tenían que dejar la ciudad, pero había problemas en la red viaria de Cataluña.
Sin embargo, los grupos municipales de la oposición en el Ayuntamiento de Barcelona (CiU, ERC y PP) han acusado al gobierno municipal de Hereu de no haber respondido adecuadamente a la nevada.
El presidente del grupo municipal de CiU, Xavier Trias, ha denunciado la falta de previsión del gobierno de Hereu y ha criticado que el consistorio se justifique diciendo que las previsiones eran de viento y no de nieve.