Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El temor sigue siendo la amenaza nuclear

El complejo nuclear de FukushimaReuters
La crisis nuclear que se vive en Japón tras el terremoto del pasado viernes ha reavivado la polémica sobre las centrales nucleares españolas.
En las últimas horas se han oído todas las posturas que caben sobre esta energía que en España ha proporcionado en 2010 el 20,21% de toda la electricidad generada, según datos del Foro de la Industria Nuclear Española.
Así, mientras el PSOE ha defendido que no es el momento de abrir el debate sobre este asunto, el PP ha destacado que solo aceptaría nuevas centrales si lo avalan los técnicos y IU ha pedido un calendario de cierre de las mismas.
Merkel suspende tres meses la prórroga de las nucleares
Por su parte, la canciller alemana, Angela Merkel, ha confirmado este lunes la suspensión, durante un plazo de tres meses, de la reciente ley que permite la prórroga del funcionamiento de las centrales nucleares del país, en respuesta al debate generado sobre esta industria tras el terremoto de Japón.
"Suspenderemos la extensión de la vida de las plantas nucleares de Alemania, decidida recientemente. La moratoria durará tres meses", ha dicho la canciller, quien ha advertido de que las pruebas de seguridad que se realizarán próximamente se harán "sin tabúes".
La decisión, según ha explicado en rueda de prensa, no requerirá la elaboración de una nueva normativa, sino que bastará con entablar conversaciones con los proveedores de estos servicios industriales. La canciller ha aclarado que el suministro de electricidad de Alemania no se verá afectado, ya que el país es eminentemente exportador.
Alemania cuenta con 17 plantas atómicas (la más antigua tiene 34 años) operadas por E.ON, RWE, EnBW y Vattenfall. La prórroga aprobada en septiembre implicaba el alargamiento de la vida de estos reactores una media de 12 años.
India pide revisar la seguridad nuclear
El primer ministro indio, Manmohan Singh, ha ordenado una revisión inmediata de los sistemas de seguridad de todas las plantas nucleares del país, después de los daños sufridos en las centrales de Japón por el terremoto.
En una declaración ante el Parlamento, Singh ha declarado que el Departamento de Energía Atómica y sus agencias realizarán esta revisión, que estará centrada principalmente en la capacidad de las instalaciones atómicas para resistir el impacto de desastres naturales como tsunamis y seísmos, informan los medios indios.
India cuenta actualmente con una veintena de reactores nucleares, de los cuales 18 son de agua pesada presurizada. Los dos restantes, ubicados en Tarapur, utilizan el mismo sistema de agua hervida que las plantas de Japón.
El OIEA descarta impactos "graves" en la salud
El director general del Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA), Yukiya Amano, informó este lunes de que las consecuencias en la salud de la radiación emitida por los reactores nucleares de Japón tras el terremoto serán "mínimas".
Así lo anunció la ONU, después de que Amano mantuviera una conversación telefónica con el secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki-moon. En concreto, la ONU asegura que "no hay peligro", ya que la radiación que se ha escapado de las instalaciones ha sido "de muy bajo nivel".
Japón distribuye yodo a los centros de evacuación
Mientras, las autoridades japonesas han proporcionado 230.000 unidades de yodo a los centros de evacuación donde se encuentran las personas trasladadas a raíz de la emergencia nuclear desatada en torno a las plantas de Fukushima, según ha confirmado la Agencia Internacional de la Energía Atómica (AIEA).
Alrededor de 185.000 personas han sido evacuadas desde el pasado 13 de marzo, cuando se produjo un terremoto y un tsunami que han dañado gravemente el complejo de Fukushima.
El yodo sirve como protector contra el cáncer de tiroides en caso de exposición a elementos radiactivos, por lo que su almacenamiento, al menos como medida preventiva, se ha convertido en un elemento clave en caso de que la situación empeore.
El complejo de Fukushima, situado unos 240 kilómetros al norte de Tokio, ha registrado explosiones en dos de sus reactores durante el sábado y este lunes. La agencia de noticias Jiji ha informado de que las barras de combustible han quedado completamente expuestas en el reactor 2 y las autoridades no descartan una posible fusión.
Japón pide ayuda
La agencia de la ONU ha admitido que el segundo reactor de Fukushima-1 ha registrado una reducción de los niveles de líquido refrigrerante y que se ha comenzado a inyectar agua marina para mantener el proceso.
El Gobierno de Japón ha pedido formalmente a EEUU que le ayude en el proceso de refrigeración de los reactores de Fukushima que han quedado dañados por el terremoto y el posterior tsunami de la semana pasada, según ha explicado la Comisión Reguladora Nuclear (NRC) estadounidense.
Las autoridades japoneses están tratando de mantener el proceso de refrigeración de tres reactores afectados por el desastre de la semana pasada y así evitar un accidente nuclear de proporciones imprevisibles, cuando la alerta ya ha alcanzado el nivel 5.
Miles de muertos y desaparecidos
La Agencia de Policía Nacional japonesa ha elevado este lunes el balance de víctimas por el terremoto a 1.886 muertos y 2.369 personas desaparecidas, según ha informado la agencia de noticias nipona Jiji.
El mayor número de muertos se ha registrado en la prefectura de Miyagi, con un total de 785, mientras que en Iwate se han contabilizado 627 fallecidos y en Fukushima, 420. La Agencia de Policía Nacional japonesa ha explicado que no se ha podido contactar con más de 20.000 personas.
En la localidad de Minamisanriku, en Miyagi, que quedó totalmente cubierta por el tsunami provocado por el terremoto, unas 9.500 personas continúan desaparecidas. En las zonas costeras de esta localidad se han hallado cientos de cuerpos. En Iwate, se desconoce el paradero de unos 10.000 residentes de la localidad de Otsuchi.