Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El viento solar nace como los rayos que pintaría un niño, según un estudio

Científicos han fotografiado por primera vez el borde del Sol para describir la zona de transición donde se origina el viento solar, con la nave STEREO (Solar Terrestrial Relations Observatory) de la NASA.
Cuando se aproxima a la Tierra, el viento solar es racheado y turbulento, pero estas observaciones revelan que, en su origen, se estructura en rayos separados, al igual que el sencillo dibujo del sol que pintaría un niño, explica la NASA en un comunicado. Los detalles de la transición de los rayos definidos en la corona --la atmósfera superior del Sol-- hasta el viento solar habían sido, hasta ahora, un misterio.
Según la agencia espacial, la definición de los detalles de este límite nos ayuda a aprender más acerca de nuestra vecindad solar, que está bañada por material solar, un entorno de espacio que tenemos que entender de forma segura para explorar más allá de nuestro planeta. Un artículo sobre los hallazgos ha sido publicado en la revista Astrophysical Journal.
"Ahora tenemos una visión global de la evolución del viento solar --ha afirmado Nicholeen Viall, co autora del artículo y científico solar en el Centro de Vuelo Espacial Goddard de la NASA en Greenbelt, Maryland-- o realmente va a cambiar nuestra comprensión de cómo se desarrolla el entorno espacial".
Antes de este estudio, los científicos mantenían la hipótesis de que la fuerza magnética era decisiva para dar forma al borde de la corona. Sin embargo, el efecto nunca había sido observado previamente porque las fotos son difíciles de procesar.
Con el fin de resolver la zona de transición, los científicos tuvieron que separar las pequeñas características del viento solar de las fuentes de ruido de fondo y la luz más de 100 veces más brillante: las estrellas del fondo, la luz difusa del sol mismo y hasta el polvo en el interior del sistema solar. En cierto modo, las imágenes estaban escondidas a la vista.
Las imágenes de la corona desvaneciéndose en el viento solar son piezas clave del rompecabezas para entender todo el sol, desde su núcleo hasta el borde de la heliosfera. Con una perspectiva global, los científicos pueden comprender mejor la física a gran escala en esta área crítica, que no sólo afectan a la Tierra, también al sistema solar entero.