Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un tutorial en Internet ayuda a los abogados a seguir la mejor estrategia en desahucios o a adaptarse a las nuevas tasas

Un hombre consulta una página en un ordenadorREUTERS

La guía interactiva permite a los letrados desarrollar la mejor estrategia en lo Civil y anticiparse al abogado contrario. Un tutorial interactivo permite a los abogados especializados en el orden Civil desarrollar la mejor estrategia en este tipo de procedimientos, entre los que se incluyen los casos de desahucio, anticiparse al proceder del juez o de la parte contraria y adaptarse a las nuevas tasas judiciales.

Esta guía, denominada ITER Procesal y elaborada por la Editorial LA LEY del Grupo Wolters Kluwer, es fruto de un minucioso trabajo efectuado durante año y medio por un equipo de juristas dirigido por el catedrático de Derecho Procesal Manuel Ortells.
Su lanzamiento ha coincidido con la aprobación de la nueva ley de tasas judiciales, por lo que sus usuarios pueden adaptarse de manera inmediata y eficaz a este cambio procesal.
Según ha explicado Ortells a Europa Press, los abogados se sumergen a menudo en múltiples bases de datos en su ordenador o se levantan de su despacho en búsqueda de libros que despejen sus dudas. "Lo normal es que el abogado vaya a buscar la información que necesita para resolver sus dudas. Esta herramienta ofrece la situación contraria: la información sale a tu encuentro", indica.
Wolters Kluwer ha querido así poner a disposición de los letrados toda la información que necesitan de un modo sencillo, rápido, cómodo, pero sobre todo útil para escoger la mejor estrategia procesal a elegir en la vía Civil.
El funcionamiento consiste en que el usuario se coloca en el papel de demandante o demandado, señala la fase del procedimiento en la que se encuentra y, a partir de ahí, puede explorar el 'iter' de las actividades y anticipar los pasos que puede dar el abogado contrario, el juez o el secretario judicial.
"La regulación del proceso civil es muy pautada, hay que seguir una serie de pasos y requisitos. En función de las situaciones que se van produciendo, aparece lo que tú puedes hacer y cómo hacerlo, lo que el juez hará y consecuentemente cómo tendrás que resolver tú, lo que el contrario puede hacer y en función de lo que haya hecho, cómo puedes reaccionar", detalla Ortells.
Análisis con "microscopio electrónico"
Formularios, comentarios informativos, orientaciones, esquemas o advertencias se ponen al alcance de la mano de los abogados, que disponen además de un análisis de las diversas situaciones que se pueden plantear en cada actuación y de sus correspondientes plazos, requisitos o costas.
Este "análisis con microscópico electrónico", según Ortells, permite actuar en casos como las ejecuciones hipotecarias, en los que se determinan las posibilidades de evolución del procedimiento desde la presentación de la demanda, las opciones de oposición del deudor o sus oportunidades defensivas.
También se incluyen las últimas normas aprobadas en materia de desahucios, como puede ser la moratoria de dos años o el código de buenas prácticas bancarias.
Además de los juicios verbales de desahucio, la herramienta es útil en procesos monitorios, cambiarios y de estado civil, en procesos matrimoniales, en juicios ordinarios y verbales o en asuntos sobre medidas cautelares, ejecución y recursos. De momento, se refiere al orden Civil, aunque Ortells precisa que los trabajos podrían extenderse al ámbito laboral o penal.
Sus creadores, que han ejercido como magistrados suplentes en juzgados y tribunales, no se limitan a introducir la información de manera "ligera", sino que "la analizan en vista a determinar qué posibilidades de interpretación existen" y "cómo se pueden ahorrar tasas de manera justificada a los justiciables".
En este sentido, Ortells destaca que el sistema ha tenido en cuenta la nueva regulación de tasas judiciales y los descuentos recogidos en la recién aprobada Ley 10/1992. Así pues, se informa de las posibilidades que tiene el abogado para pedir la devolución de parte de las tarifas, como puede ser en casos de acumulación de procesos o cuando se alcanza una salida extrajudicial.
"Nos vamos a sorprender del éxito de este producto", concluye convencido Ortells, quien es también secretario general de la Asociación Internacional de Derecho Procesal, y que ha trabajado con la editorial jurídica LA LEY en el lanzamiento de esta iniciativa.