Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Cuatro trucos para evitar que el cable del móvil se dañe

Cable de móvilcuatro.com

Por mucho que se cuiden, es casi inevitable que los cables de los teléfonos móviles terminen dañándose. Pero a pesar de que no se puede evitar que al final se estropeen, hay varios consejos o trucos para extender su período de vida útil y ahorrar el tener que comprar uno nuevo. Aquí hay cuatro trucos útiles que te ayudarán a que tengan una mayor vida útil, según BBC Mundo:

1. Truco casero
Una opción muy popular y sencilla es la de reforzar el cable con un resorte de bolígrafo. Esto se hace enrollando el resorte alrededor de los extremos del cable. De esta manera evita que el cable de doble y en consecuencia se pele o se afecte por su uso continuo. Si no se tiene un alambre se puede utilizar un cigarrillo o una pajita, que se coloca en el extremo y se funde con un encendedor dando una capa extra de protección. También valdrían una hoja de papel y cinta adhesiva. Se corta un pedazo de papel, se coloca en el extremo y se pega con la cinta.
2. Cable reforzado
Si no quiere reforzar su cable de forma rudimentaria puede comprar uno ya reforzado. Estos cables vienen con algún tipo de envoltura alrededor que evita que se retuerza y, finalmente, se rompa.
3. Enrollar el cable correctamente
La mayoría de las veces, los cables se dañan debido a que el usuario no los envuelve correctamente. Una práctica muy común es doblarlo y atarlo con su propio extremo para guardarlo. Esto no es recomendable ya que sus componentes se pueden ver afectados ante la presión a la que se someten cuando se sujetan y doblan en forma de círculos u óvalos tensionados. Lo mejor en este caso es hacer los círculos pero sin ejercer la más mínima tensión en ellos.
4. No estirarlo
Otro de los momentos donde más se exponen los cables es cuando están conectados ya que se tiende a mover el dispositivo tensionando el cable por ambos extremos. Esto ocasiona un daño en la parte del cable que está más cercana a la pieza que se conecta a la toma corriente. Por eso es importante evitar extender el cable al máximo y no ponerlo sobre una zona de paso, ya que una persona al caminar puede golpearlo y de un tirón dañarlo.