Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El telescopio Hubble descubre posibles penachos de agua en la luna Europa

Científicos han identificado posibles penachos de agua a presión emergiendo en la luna Europa de Júpiter, mediante la observación con el telescopio espacial Hubble.
MADRID 26 (EUROPA PRESS)
Este hallazgo refuerza otras observaciones del Hubble que sugieren erupciones en la luna con altas plumas de vapor de agua. También incrementa la posibilidad de que las misiones espaciales que puedan ir a Europa puedan tomar muestras de su océano sin necesidad de perforar a través de kilómetros de hielo.
"El océano de Europa está considerado uno de los lugares más prometedores que podría potencialmente albergar vida en el sistema solar", dijo Geoff Yoder, administrador del directorio de misiones científicas de la NASA. "Estas plumas, si verdaderamente existen, pueden proporcionar otra forma de obtener muestras del subsuelo de Europa.
Los penachos fueron estimados antes en unos 200 kilómetros de altura, y presumiblemente arrastran material que vuelve a caer en la superficie de Europa. Europa tiene un gran océano pero está blindado por una gruesa corteza helada que lo recubre por completo.
El equipo descubridor, dirigido por William Sparks, del Space Telescope Science Institute en Baltimore, observó esas proyecciones en forma de dedo cuando veían el borde de Europa mientras la luna pasaba en frente de Júpiter.
Su objetivo inicial era explorar la clase de atmósfera que tiene Europa, aprovechando que daría señales al bloquear una pequeña fracción de la luz de Júpiter.
En 10 observaciones separadas en 15 meses, el equipo observó Europa pasando por delante de Júpiter, Vieron lo que podrían ser plumas en erupción en tres de esas ocasiones, una de las cuales aparece en la imagen adjunta. El trabajo respalda observaciones en el mismo sentido realizadas en 2012 en la región polar sur, pero no confirmadas después. Ambas observaciones sugieren que las plumas deben ser altamente variables y esporádicas.
Si se confirma, Europa sería la segunda luna del Sistema Solar en tener este fenómeno, junto con Encelado, que órbita Saturno.