Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Las ocho claves básicas para que tus datos móviles lleguen hasta fin de mes

Las ocho claves básicas para que tus datos móviles lleguen hasta fin de mesREUTERS

Parece una quimera. Por más que lo perseguimos nos resulta casi inalcanzable. Que nuestra tarifa de datos móviles llegue a fin de mes parece un imposible que desquicia a más de un usuario. Sin embargo, para combatirlo, hemos reunido ocho claves simples y básicas para conseguir un ahorro considerable en el consumo.

Es una lucha que se antoja cada día más complicada. Nuevas tecnologías cada vez más exigentes, novedosas aplicaciones dispuestas a exprimir al máximo nuestro terminal y nuestra tarifa de datos móviles, poderosos sistemas de 'streaming' que nos invitan a vivir lo que sucede en el mundo, sea desde donde sea que se emita la señal, comprimiéndolas en las pulgadas de nuestro, –cada vez más inseparable- dispositivo... Conseguir que nuestros datos lleguen hasta fin de mes a muchos les resulta un imposible.
Sin embargo, hemos reunido una serie de pautas, consejos o claves que influyen decisivamente a la hora de optimizar su utilización con el fin de garantizar un ahorro en el consumo:

UTILIZA EL WI-FI SIEMPRE QUE PUEDAS
1- En primer lugar, debemos comenzar por lo más obvio. Utiliza el Wi-Fi siempre que puedas. Por absurdo que parezca recordarlo, vivimos en la denominada 'era digital', y ello significa que, más allá de en nuestra casa, ahora es mucho más simple encontrar un punto de acceso a Internet vía Wi-Fi en establecimientos públicos e incluso privados. Son muchos los locales que ofrecen a sus clientes acceso gratuito o de uso limitado, algo que nos puede salvar de alguna emergencia además de evitar que gastemos nuestros datos móviles.
ANALIZA Y CONTROLA EL CONSUMO CON APLICACIONES Y GRÁFICAS
2- En segundo lugar, otra de las primeras cosas que debemos hacer es considerar que para llevar un control de nuestro consumo lo primero es tener la capacidad de analizarlo. Para ello, existen numerosas aplicaciones que monitorizan el uso de los datos y nos ofrecen detalles pormenorizados, como la cantidad gastada en cada aplicación y los tiempos y picos de consumo a través de varias gráficas.
DESACTIVA LAS NOTIFICACIONES 'PUSH' O LAS NOTIFICACIONES INNECESARIAS
3- Por otro lado, otro consejo a tener en cuenta es el de desactivar las notificaciones 'push' o al menos aquellas que consideramos innecesarias. Estas notificaciones son aquellas en las que los datos son enviados automáticamente a tu teléfono sin necesidad de una interacción del usuario. Por ello, por definición, supone un gasto de datos que puede tener una incidencia considerable si somos usuarios de numerosas redes sociales y tenemos varios correos sincronizados con un volumen constante de emails, entre otros factores y aplicaciones relevantes.
CONTROLA LAS APLICACIONES EN SEGUNDO PLANO
4- Relacionándolo con el punto anterior, es importante también llevar un control sobre las aplicaciones que funcionan en segundo plano. Mientras se encuentran en este estado, al contrario de lo que algunos piensan, y en muchas ocasiones sin percatarnos, igualmente están consumiendo datos y descargando información. Los principales sistemas operativos del mercado, donde iOS y Android ejercen la hegemonía, permiten bloquear el permiso para usar estos datos de fondo, aunque ello puede provocar que las notificaciones citadas en el punto anterior dejen de funcionar en diversas aplicaciones. En cualquier caso, esto, además de suponer un ahorro de datos, también tendría su repercusión en el ahorro de la batería del dispositivo.
EMPLEA NAVEGADORES AVANZADOS Y USA SU FUNCIÓN DE AHORRO DE DATOS
5- Buena parte de los datos que gastamos se nos van a través de la navegación por Internet. Por ello, es de gran importancia pararnos a analizar las características de nuestro navegador, así como usar uno avanzado y actualizado. Navegadores punteros en el mercado, como Chrome u Ópera, entre otros, permiten comprimir las páginas web, e incluso vídeos, antes de cargarlos, si activamos la opción de ahorro. Aunque ello pueda significar que carguen con cierto retardo respecto al modo normal, la eficiencia que supone en el consumo puede ser significativa.
USA MAPAS 'OFFLINE' SI UTILIZAS EL MÓVIL COMO NAVEGADOR
6- Si usas el móvil como navegador, utiliza 'mapas offline'. Los últimos navegadores del mercado permiten la opción de descargar sus mapas para así no tener que acceder a ellos sobre la marcha con los datos móviles. Por ello es recomendable hacerlo, aprovechando el Wi-Fi de casa o en algún otro punto de acceso que lo habilite.
VIGILA LA DESCARGA DE ARCHIVOS EN WHATSAPP, EN TU EMAIL Y LAS REDES SOCIALES
7- Si hablamos de descargas, WhatsApp está en el ranking del volumen de datos que circula por nuestros móviles. Es importante, si queremos reducir el consumo, minimizar la descarga de vídeos, fotografías, e incluso notas de voz, así como su envío. En este sentido, y para este propósito, conviene recordar que desactivar la opción de descarga automática de los archivos que nos llegan es una opción verdaderamente valiosa de cara al ahorro de datos.
Algo similar sucede con los archivos adjuntos en los correos electrónicos, que también debemos vigilar atentamente.
EVITA EL 'STREAMING DE VÍDEO' EN ALTA DEFINICIÓN
8- Finalmente, debemos ser especialmente cautos con el 'streaming' de vídeos y la visualización de vídeo online. Con una calidad y una señal de emisión cada vez más potente y avanzada, por el contrario logran aumentar tanto el consumo de batería como el de datos, agotando nuestra tarifa rápidamente si nos descuidamos o somos grandes consumidores de este contenido sin estar conectados a una red Wi-Fi. Si no tenemos opción y debemos ver un vídeo haciendo uso de nuestros datos, el consejo es prescindir del HD para bajar la calidad y con ello la utilización de los mismos.
Parecido sucede con el 'streaming' de música. Aunque consume menos datos que el anterior, lo recomendable para el ahorro es recurrir a lo tradicional: guardar las pistas directamente en nuestro dispositivo y reproducirlas desde ahí.