Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El amor se refleja en los dedos de los pies y la ira en la cabeza

sentimientos,emociones,cuerpo,síntomas,cambios fisiológicoscuatro.com

Los científicos han sospechado desde hace tiempo que las emociones están conectadas a una serie de cambios fisiológicos y ahora un estudio lo ha confirmado: Los estados emocionales se asocian con sensaciones específicas que afectan el cuerpo. El amor se siente hasta en los dedos de los pies y la felicidad impregna todo el cuerpo, mientras que el enfado se refleja en la cabeza y los brazos.

El estudio revela que las personas que han sufrido una decepción amorosa, es decir tienen el corazón roto, realmente sienten dolor en el pecho, sufren debilidad, según ha publicado el tabloide Daily Mail.
Los enamorados, sin embargo, sienten calor por todo el cuerpo y es brillante lo que les rodea. La tristeza, en cambio, hacer sentir debilidad en las extremidades y el que sufre es consciente de cómo late el corazón.
La depresión hace sentirnos débil y el asco se percibe en la garganta y el sistema digestivo.
Las emociones básicas, como la ira y el miedo provocan un aumento de la sensibilidad de la zona superior del pecho, que podría ser porque inconscientemente estamos preparando una pelea.
Estos hallazgos son el resultado de una investigación realizada por expertos finlandeses con 700 voluntarios. Los profesores de la Universidad finlandesa de Turku, usaron películas, les hicieron leer historias emotivas para provocar emociones particulares.
El resultado de la investigación que permitió desentrañar las sensaciones corporales subjetivos asociados a las emociones humanas "puede ayudarnos a comprender mejor los trastornos del estado de ánimo como la depresión y la ansiedad", según los investigadores.