Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Robots sexuales pueden causar "ansiedad de rendimiento" en hombres y celos a mujeres

Antonio BanderasEFE

Los avances tecnológicos significan que el sexo con androides que se asemejan a humanos – como puede verse en películas de ciencia ficción como ‘Ex Machin’a- se está convirtiendo en una realidad.

El aumento de los robots sexuales podría causar ansiedad de rendimiento en los hombres y en las mujeres, temor de no alcanzar las habilidades amorosas de los androides, informa The Mirror.
El experto en  inteligencia artificial David Levy predice que a medida que la gente se sienta más cómoda con la robótica, las relaciones sexuales –incluso el amor y el matrimonio- con androides serán más populares.
Pero precisamente porque estos robots sexuales hombres y mujeres serán construidos con los ideales específicos de perfección por los usuarios, aquellos con cuerpos humanos menos perfectos pueden acabar con ansiedad por la incertidumbre de si sus parejas están a gusto con ellos.
Levy, autor de ‘Amor y sexo con robots’, explica que los robots, que son “amantes maravillosos”, pueden causar “ansiedad de rendimiento” entre hombres y mujeres.
Mientras tanto, nuevas investigaciones han descubierto que uno de cada cuatro jóvenes en Reino Unido estarían felices de tener una cita con un robot.
Las únicas condiciones, según la encuesta de entre 18 y 34 años de edad, es que la pareja androide debe ser un “emparejamiento perfecto", y debe parecerse a un ser humano en la vida real.
La proporción de gente joven que está deseando tener una cita con un robot es significativamente más alta que en el total de la población de los británicos adultos, donde solo un 17% de ellos tendrían una cita con un androide.
“Nuestros cuerpos, nuestras identidades y nuestros sentidos gracias a la tecnología y a los cambios sociales”, indica Ghislaine Boddington, cofundador y director creativo de la unidad de diseño de East London de body>data>space.