Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

¿Qué ocurre cuando dejas a un robot con un grupo de niños sin vigilancia?

Investigadores japoneses abordaron un estudio que consistía en dejar al robot Robovie 2, de apariencia humana, en un centro comercial de Osaka, Japón, para ver cómo reaccionaban los niños que se encontraban con él. El resultado comprobó que sin la vigilancia de un adulto cerca, y cuando varios se reunían en grupo, tendían a asumir comportamientos más irrespetuosos e incluso de abuso.

Un curioso estudio ha sido llevado a cabo por un equipo de investigadores japoneses en un centro comercial de Osaka. Su protagonista es un robot, el Robovie 2, que fue colocado en el lugar para atraer la atención de numerosas personas que caminaban junto a él, especialmente la de los niños.
El robot, controlado distancia por los investigadores, pretendía evaluar el respeto de las personas de su alrededor cuando en el camino que estaba siguiendo alguien bloqueaba su trayectoria. Era entonces cuando Robovie 2 pedía amablemente a aquel que interrumpía su trazada que se apartara. Si el receptor del mensaje, en lugar de acceder y dejar paso al robot, continuaba en la misma posición, éste daba la vuelta y seguía su camino en otra dirección con una trayectoria libre.
Sin embargo, Robovie 2 no siempre encontraba escapatoria tan fácilmente. Como se puede apreciar en un vídeo compartido por la revista IEEE Spectrum, en ocasiones los niños se agrupaban e ignoraban sus reclamos. Era entonces cuando muchos procedían a darle patadas, golpearlo y bloquearlo aglomerándose en corrillo de forma intencionada.
El estudio, permitió comprobar que este último caso se repetía especialmente cuando se juntaban varios niños y cuando no existía la presencia de sus padres o de un adulto alrededor.
De esta manera, el experimento dio lugar a un segundo estudio bajo el título '¿Por qué los niños abusan de los robots?' en el que entrevistaron a varios niños para analizar su comportamiento.
Según esto, han explicado que el 74% de los niños describían al robot como "de apariencia humana" y un 13% como "de apariencia de máquina". A su vez, la mitad de ellos llegó a afirmar que el comportamiento de los niños en el vídeo les parecía "doloroso" para el robot.
Ahora, los investigadores, –pese a recalcar que necesitan más datos y la empatía es algo que conlleva aprendizaje–, en función de estas respuestas se preguntan si la apariencia humana del robot puede ser una característica significativa para estudiar el modo en que empatizan con él; un motivo por el que llevarles a abusar del robot o no.