Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Cuatro riesgos y cuatro oportunidades que nos brinda la Inteligencia Artificial

Una voz generada y sintetizada por computadora puede imitar a la perfección la voz de cualquier persona. Aunque al software todavía le quedan unas cuantas líneas de código para que un ordenador sea capaz de hacerte creer que es tu madre, por ejemplo, ya hay bastantes diseñadores de videojuegos que presumen de que su software imita tan bien a un ser humano que han reducido a la mitad las plantillas de dobladores de sus juegos, sustituyéndolos por máquinas.
La Inteligencia Artificial supone un avance exponencial en la comodidad de las personas, ya que las máquinas son, cada vez más, más capaces de aprender y de realizar tareas. Entre otras cosas, por medio de la Inteligencia Artificial, también se podrán mejorar las técnicas de reconocimiento de los patrones que utilizan los ciberdelincuentes, con lo que las computadoras podrán detectar a los hackers todavía más rápido que las personas.
LOS CRÍMENES DEL FUTURO
No obstante, gran parte de los crímenes del futuro serán muy parecidos a la escena que acabamos de relatar. De hecho, "los delitos cibernéticos se están automatizando y su número está escalando exponencialmente", señala el consumer operations manager en Panda Security, Hervé Lambert.
En los últimos años, el 'malware' ha evolucionado tanto que se han dado casos como el de 'Blackshades', un virus a modo de franquicia del mal. Este sistema de Inteligencia Artificial, diseñado por un hacker sueco ,se instaló en lo más profundo de los sistemas operativos de miles de ordenadores. El ciberdelincuente creó un programa que cualquiera se podía descargar para gestionar el virus y conectarse a los micros y webcams de esos miles de ordenadores.
MÁQUINAS DE VISIÓN ARTIFICIAL
Los algoritmos de Inteligencia Artificial tienen tal potencial de desarrollo y de mejora que las máquinas empiezan a tener Visión Artificial. Es decir, ya son capaces de interpretar qué hay en una imagen y saber si lo que hay en una foto es un cuadro de Goya, el logotipo de una marca o una imagen del presidente del gobierno. Si usas asiduamente Google Images habrás visto que hay una opción que permite buscar imágenes subiendo archivos o haciendo una foto con tu teléfono móvil, en vez de tener que buscarlas escribiendo un texto.
RECONOCIMIENTO TARJETA DE CRÉDITO
Otro caso de visión artificial que cada vez vemos más a menudo es el reconocimiento de tarjetas de crédito que utilizan Amazon y muchos bancos. Esta tecnología se usa, principalmente, para que no tengamos que escribir los datos de nuestra tarjeta de crédito, pues con poner la tarjeta delante del teléfono, la aplicación de la tienda online ya sabe que se trata de tu tarjeta
RECONOCIMIENTO DE "CAPTCHA"
La cara negativa de la Visión Artificial viene con el uso malicioso que puedan darle los hackers. De hecho, los ciberdelincuentes llevan bastante tiempo estudiando cómo engañar a los 'captcha', esos códigos de números escritos de una forma extraña que te piden muchas webs para confirmar que eres una persona. "Por ello, es muy recomendable que las webs que usen la tecnología Captcha actualicen el software de una forma muy frecuente, ya que si no lo cambias en uno o dos años, es casi seguro que serás hackeado por algún tipo de algoritmo de Visión Artificial", añade Lambert.
TECNOLOGÍA DE RECONOCIMIENTO DE VOZ
Y lo mismo pasa con los sistemas de la comprensión del habla, la síntesis del habla y la comprensión del lenguaje natural. Cada vez los usamos más y cada vez nos ayudan más en nuestros quehaceres diarios. Sin embargo, los criminales podrán aprovechar los nuevos desarrollos que se den en el campo de la Inteligencia Artificial.
De este modo, la tecnología de reconocimiento de voz, como Siri de Apple y"Cortana" de Microsoft, ya forman parte de nuestro día a día para que interactuemos con nuestros dispositivos mientras conducimos, o cuando tenemos las manos ocupadas. Asimismo, el altavoz controlado por voz "Echo" de Amazon y la plataforma "Messengerbot Messenger" de Facebook avanzan a una velocidad de vértigo para mejorar nuestras experiencias de compra online y de atención al cliente.
Aunque poco probable, es posible que se diseñen algoritmos de Inteligencia Artificial para engañar a este tipo de tecnologías por medio de software capaz de imitar el habla y las expresiones propias de las personas, tal y como se explicaba al principio del artículo.
EL FUTURO DE LA INTELIGENCIA ARTIFICIAL
"La Inteligencia Artificial se va a convertir más pronto que tarde en una realidad del día a día de la mayoría de las personas de este plantea. Por ello, es imprescindible que su desarrollo se lleve a cabo de una manera responsable, dando pasos poco a poco y pensando siempre en adelantarse a posibles brechas de seguridad", concluye Lambert.