Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Polémica por una publicidad 'de pesadilla' que busca proteger a los niños en la Red

Polémica por una publicidad 'de pesadilla' que busca proteger a los niños en la Redcuatro.com

Una organización que busca proteger a los niños de los horrores que pueden encontrar en Internet se vale de una publicidad que parece sacada una película de horror. '¿Sabes lo que tus hijos están viendo ahora mismo en Internet?' Este es el lema de la nueva campaña de publicidad de la organización 'Inocencia en peligro' (Innocence in Danger), que pretende que los padres presten más atención a sus hijos cuando navegan por la Red.

Para alcanzar este objetivo la organización se vale imágenes que a muchos les revuelven el estómago, en concreto fotos de niños con bocas que gritan en vez de ojos, informa RT.

"La idea es causar un choque por un momento, para que los padres se den cuenta de que basta un solo instante, un click, para que los niños encuentren en Internet imágenes que los amedrentan", comenta a ABC News Julia von Weiler, directora de la sede de 'Innocence in danger' en Alemania, donde tiene lugar la campaña. 

"Sabemos que los niños casi nunca hablan de ello. Según un estudio realizado en Alemania, solo lo hace el 8% de los niños que encuentran algo que les perturba", añadió. 

Muchos menores buscan páginas relacionadas con sexo en Internet, y algunos chocan con imágenes inadecuadas, así que hablar con los niños sobre lo que ven es importante, señala Weiler. 
La publicidad ha arrasado en Internet, pero la organización ha decidido no difundirla en las calles alemanas, porque no quieren que estas imágenes hieran la sensibilidad infantil.
 
No es la primera vez que 'Innocence in Danger' llama la atención: en enero promovieron una campaña publicidad con caras de adultos transformadas en emoticonos para recordar que detrás de las letras y de las caritas pueden haber pervertidos que amenazan a los pequeños.