Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Cómo proteger a los niños de los regalos 3.0 de los Reyes Magos

Los regalos estrella que triunfan entre las cartas de los más tecnológicos son los 'smartwatch' o pulseras inteligentes, móviles o tabletas y muñecos conectados a Internet. Muchos de estos están diseñados para niños desde los 3 hasta los 8 años, aunque tienen prestaciones como cámara de fotos, servicios de localización, ubicación y transferencia de datos por bluetooth que pueden poner en peligro a su usuario.
El diseño de dispositivos 3.0 para niños cada vez es mayor y provoca el aumento de su demanda, aunque en muchas ocasiones no están adecuadamente protegidos y necesitan la supervisión de un adulto durante su uso. Por este motivo, Always On, compañía especializada en protección digital, advierte sobre la precocidad con la que los menores adquieren este tipo de dispositivos tecnológicos y aconseja sobre la necesidad de aplicar medidas de ciberseguridad.
Los 'smartwatches' o pulseras inteligentes diseñadas para niños cuentan con utilidades como cámara y transferencia de datos. Combinación peligrosa si se manipula sin supervisión de un adulto ya que esas fotografías pueden ser interceptadas por un tercero y terminar en la red.
Los móviles y tabletas son dispositivos que suelen comprarse en su versión convencional, en la mayoría de ocasiones no se adquieren adecuadamente para niños. Las unidades diseñadas para adultos no están programadas para el correcto uso de los menores.
Always On advierte que es importante realizar comprobaciones en los buscadores para que en todo momento esté activado el control parental, la restricción de búsquedas y el acceso a contenido adulto; así como la importancia de la instalación de antivirus y sistemas de protección contra espionaje o acceso de terceros a la red wifi o al dispositivo.
La nueva moda del internet de los juguetes, muñecos que cuentan con conexión, funcionan con reconocimiento de voz y se enlazan a través de bluetooth a una aplicación mediante la que se controlan los diálogos y actividades que realiza el niño con el juguete. Se han detectado vulnerabilidades por las cuales se puede acceder al control remoto del juguete por parte de un tercero que podría comunicarse con el menor y obtener información.
Con estas medidas, se pretende concienciar sobre la importancia de que los padres adviertan, prevengan y instruyan a sus hijos y familiares sobre los peligros de un uso inadecuado de dispositivos y aparatos conectados a Internet.