Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Las películas porno pueden ser pirateadas porque no tienen derechos de autor

porno, pornografiacuatro.com

El Tribunal de Distrito de Múnich (Alemania) ha asegurado que las descargas ilegales de las películas para adultos de la productora Malibu Media no infringen los derechos de autor. El juez ha asegurado que el contenido de las películas de esta productora ofrecen una "representación primitiva de las actividades sexuales" por lo que no merecen la protección de la Ley de Propiedad Intelectual alemana.

La lucha de la productoras, estudios de Hollywood y discográficas por acabar con la piratería continúa más fuerte que nunca. Sin embargo, las productoras de una determinada temática, como es el caso del cine para adultos, parecen no disfrutar de los mismos derechos en cuanto a piratería que otras compañías. Al menos esto es lo que ha decidio un tribunal alemán.
Según recoge TorrentFreak, el Tribunal de Distriro de Múnich ha sentenciado que las películas pornográficas no infringen los derechos de autor en el caso de que los usuarios descarguen dicho contenido a través de Internet y sin pagar por ello. Concretamente esta sentencia se refiere al caso de la productora Malibu Media.
Esta productora, considerada como un "troll del copyright", envió en 2012 quejas en Alemania a los suscriptores de Internet que habían compartido ilegalmente ocho de sus películas.
Como resultado, la productora quería obtener las identidades de esos usarios de redes P2P de Internet que se encontraban detrás de las direcciones IP de los archivos. La productora alegó ser la creadora de ese contenido por lo que la descarga a través de estos servicios P2P infringía sus derechos de autor.
Sin embargo, el Tribunal de Múnich no ha fallado a favor de Malibu Media. El juez ha asegurado que no cuenta con los derechos de autor de estas producciones ya que su nombre no aparece en las películas en cuestión.
Además asegura que este tipo de películas no cuentan con derechos de autor en Alemania ya que ofrecen una "representación primitiva de las actividades sexuales" por lo que no se clasifican como "pornografía pura", es decir, no se trata de "creaciones intelectuales" por lo que no pueden ser amparadas bajo esta ley en el país.