Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La ESA lanzará en 2017 un radar láser para estudiar el viento global

La ESA tiene previsto lanzar a finales de 2017 el satélite Aeolus, primero en proporcionar perfiles del viento a escala global, gracias a un rádar láser sin precedentes en tecnología espacial.
La agencia espacial firmó este 7 de septiembre el contrato del lanzamiento del satélite a bordo de un cohete Vega de Arianespace, por un importe de 32,57 millones de euros.
El satélite llevará láseres ultravioletas pioneros, que nunca antes han volado en el espacio, para avanzar en el conocimiento de la dinámica atmosférica, y roporcionar información muy necesaria para mejorar las predicciones meteorológicas.
Entre toda la instrumentación, destaca una de las más innovadoras tecnologías espaciales nunca antes desarrollada por la ESA: el radar láser (LIDAR) de viento Aladin.
El láser ultravioleta genera luz que es transmitida hacia la Tierra. Esta luz rebota en las moléculas de aire y pequeñas partículas como el polvo, hielo y gotas de agua en la atmósfera. La fracción de luz que se refleja de vuelta al satélite es el archivo que gestiona y analiza el telescopio Aladin.
El movimiento de las moléculas de aire, partículas o gotitas causa que esta luz reflejada cambie de frecuencia ligeramente. Al comparar las frecuencias recibidas de diferentes alturas con el láser, se pueden determinar los vientos por debajo del satélite.
A pesar de numerosos contratiempos, pruebas recientes muestran que Aladin Eso está a la espera de ser sometido a las exigentes pruebas que tiene por delante, según un comunicado de la ESA.