Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Kindle Fire, el 'tablet' de Amazon con Android

El dispositivo tendrá 7 pulgadas y un precio inferior a 150 euros

Amazon ha confirmado su propio 'tablet'. Se trata de Amazon Kindle Fire, un dispositivo con procesador de doble núcleo a 1,2 Ghz con pantalla de 7 pulgadas que presume de costar 200 dólares (146,7 euros) pero que no tiene cámara, ni micrófono ni posibilidad de conexión 3G. El dispositivo tiene Android como sistema operativo pero personalizado con una interfaz estilo Amazon.
Los rumores se han confirmado. Amazon ha decidido entrar en el mercado de los 'tablets' con su propio dispositivo. La compañía quiere hacer frente a Apple y ha competidoras como Samsung o Motorola con un dispositivo propio. Desde Amazon apuestan por innovar en el precio y los servicios para hacer frente a los fabricantes ya consolidados.

Amazon Kindle Fire es el 'tablet' de la compañía. Se trata de un dispositivo muy sencillo respecto a la oferta de las grandes compañías. Amazon ha diseñado el Kindle Fire con la intención de ofrecer las funcionalidades principales de un 'tablet' con un precio mucho más ajustado. Para ello, la compañía ha prescindido de herramientas como la cámara que suelen integrar los 'tablets' (en muchas ocasiones dos) y el micrófono.

El Amazon Kindle Fire tiene una pantalla táctil de 7 pulgadas, lo que ya es toda una declaración de intenciones. Desde que Apple lanzó su iPad, ha existido la polémica sobre el tamaño más adecuado para un 'tablet'. El éxito de las 9,7 pulgadas del iPad ha decantado la balanza hacia el tamaño escogido por Apple, pero compañías como Samsung o Research in Motion han buscado innovar con otros tamaños.

Amazon también ha apostado por presentar batalla con la pantalla y por ello ha escogido las 7 pulgadas. Se trata de un tamaño muy utilizado en 'eReader', auténtica especialidad de la compañía, que ha decidido mantener la medida para su 'tablet' potenciando el uso de 'eBook'. Lo cierto es que parece que la idea de Amazon es que el Amazon Kindle Fire sea un 'eReader' todo terreno, ya que el dispositivo parece un libro electrónico con grandes posibilidades para navegar en color por Internet y consumir contenidos multimedia.

La pantalla también responde a otro de los interrogantes planteados sobre el dispositivo. Amazon ha decidido utilizar una pantalla de color y no una de tinta digital como se había especulado. El dispositivo rompe la trayectoria de los Kindle para permitir a los usuarios consumir películas y series con calidad. Se trata de una pantalla LCD con Gorilla Glass con 16 millones de colores.

El Amazon Kindle Fire llegará con Android como sistema operativo, pero personalizado con interfaz Amazon. La compañía ha utilizado el sistema de Google pero ha decidido personalizarlo para que no se aleje de su propia identidad, de forma que los usuarios reconozcan la marca Amazon en toda la experiencia. La versión escogida ha sido Android 2.1 Eclair.

Sobre las posibilidades de conexión, Amazon ha renunciado a utilizar posibilidades 3G en el dispositivo. La compañía se ha ahorrado el coste y así consigue poner en el mercado el terminal por unos competitivos 200 dólares (146,7 euros). Relacionado con sus capacidades de conexión, Amazon ha incluido su propio navegador web en el dispositivo. Se trata de Amazon Silk, un navegador con propiedades en la nube pensado para ofrecer una alta velocidad.

El terminal también destaca por su sistema de sincronización de contenidos, Whispersync, que permite la sincronización con otros dispositivos o con el ordenador sin necesidad de utilizar cables.

Por supuesto, el terminal será compatible con todos los servicios de Amazon, incluido Kindle cloud y Amazon Prime. Por el momento el dispositivo solo estará disponible en Estados Unidos desde el 15 de noviembre ya que algunos de los servicios solamente están en el país norteamericano.