Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La joven que nació a partir del ADN de tres personas diferentes

inseminación in vitro,reproducción asistida,Alana Saarinen,tres padres biológicos,fertilidadcuatro.com

Alana Saarinen es una adolescente que aparentemente es igual a cualquier joven de su edad. Sin embargo, no es así, porque esta chica es una de las pocas personas en el mundo que tiene el ADN de tres personas. Alana nació gracias a un tratamiento de fertilidad en Nueva Jersey, que después fue prohibido en EEUU.

Alana Saarinen es una de las 30 o 50 personas en el mundo que nacieron a través de esta técnica que sustituye las mitocondrias de la madre por las de otra mujer –y por lo tanto la criatura concebida posee el ADN de tres personas, según ha publicado la BBC.
La joven estadounidense fue concebida mediante un tratamiento de fertilización que después fue prohibido en EEUU.
La técnica de reemplazo mitocondrial sustituyó las mitocondrias de Sharon, la madre de Alana, porque los médicos sospechaban de que algo no funcionaba bien y por esto no salía embarazada.
Sharon Saarinen, intentó tener un bebé durante diez años a través de varios procedimientos de fertilización asistida sin resultado.
El investigador clínico experto en embriología Jacques Cohen y su equipo del Instituto Saint Barnabus de Nueva Jersey, EE.UU, transfirió un poco del citoplasma de una donante que contenía mitocondrias a un óvulo de Sharon Saarinen. Luego, éste fue fertilizado con el esperma de su marido.
Las mitocondrias aportaron un poco del ADN de la donante que se transfirió al embrión.
En la clínica de Cohen nacieron 17 bebés como resultado de la transferencia citoplasmática que tienen el ADN de tres personas.
La técnica fue prohibida por cuestiones éticas y de seguridad
En 2002 el ente regulador estadounidense, la Administración de Alimentación y Fármacos (FDA, por sus siglas en inglés), les pidió a las clínicas que dejaran de hacer la transferencia citoplasmática debido a cuestiones éticas y de seguridad.
Por falta de financiamiento, dice Cohen, no ha sido posible observar y seguir de cerca cómo están los niños como Alana que nacieron a partir de una transferencia citoplasmática.
La técnica también ha sido cuestionada porque hubo problemas con algunos de los niños.  Un embarazo de mellizos, en el que uno (de los bebés) fue considerado totalmente normal y al otro le faltaba un cromosoma X.
Los otros niños nacidos bien, pero uno de ellos un año más tarde comenzó a sufrir "un trastorno de desarrollo temprano generalizado que abarca trastornos cognitivos e incluye autismo", explicó el experto Jacques Cohen.
Según Cohen es difícil establecer si esto ocurrió por casualidad o a causa del procedimiento.
Otras clínicas copiaron la técnica y Cohen estima que alrededor de entre 30 y 50 niños nacieron alrededor del mundo que podrían tener el ADN de tres personas como resultado.
Sharon Saarinen, madre de Alana asegura que su hija es una chica sana e inteligente.
"Siempre ha sido saludable. Solo ha tenido un resfriado de vez en cuando y ningún problema de salud", contó.
La salud de los niños nacidos de transferencia citoplasmática está ahora bajo escrutinio debido a que Reino Unido está considerando legalizar el reemplazo mitocondrial.