Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los ingresos de MásMóvil suben un 8% en 2016, pero pierde 12,4 millones por extraordinarios

MásMóvil ha cerrado el ejercicio 2016 con un incremento de los ingresos por servicios del 8% y una subida del 16% del resultado bruto de explotación (Ebitda), pero ha registrado unas pérdidas netas de 12,4 millones de euros por los gastos extraordinarios derivados de las adquisiciones de Yoigo y Pepephone y su inversión en el despliegue de banda ancha fija.
Según los resultados proforma comunicados por el cuarto operador convergente al Mercado Alternativo Bursátil (MAB), la compañía ha registrado un "fuerte crecimiento en sus principales parámetros, tanto financieros como comerciales", como refleja el incremento del 8% de los ingresos por servicios, hasta los 838 millones de euros.
Por su parte, los ingresos totales de MásMóvil han alcanzado los 1.120 millones de euros, lo que supone un 5% más que los 1.070 millones de euros que facturó el mismo periodo del año pasado.
Las pérdidas netas de 12,4 millones de 2016 en contraste con el beneficio de 6,1 millones de 2015 obedecen al cierre de las operaciones de adquisición de Yoigo y Pepephone y la integración de ambas compañías, así como a la apuesta del grupo por el desarrollo de la banda ancha fija y la resultante amortización de estas inversiones. Además, el resultado neto también se han visto lastrado por el aumento de los gastos financieros relacionados con lo anterior y la financiación de las adquisiciones.
El Ebitda de MásMóvil en 2016 ascendió a 119 millones de euros, un 16% más que el año anterior, un aumento de la rentabilidad que todavía no refleja el "impacto positivo" de los acuerdos de uso de red móvil nacional firmado por el grupo en el último trimestre del año pasado, que tendrá efecto a partir de 2017.
En este sentido, el grupo, que ha registrado un margen de Ebitda del 10,6%, frente al 9,2% del año pasado, espera lograr unos ahorros para el año 2017 de más de 60 millones de euros.
"Estamos muy satisfechos de los resultados proforma obtenidos por el grupo en 2016. Hemos sido capaces de crecer tanto en ingresos, como en clientes y rentabilidad, haciendo del Grupo MásMóvil una empresa fuerte, sólida y rentable", ha remarcado el consejero delegado de la compañía, Meinrad Spenger.
Asimismo, Spenger ha confirmado que el cuarto operador convergente en España va a seguir invirtiendo tanto en el desarrollo de su red móvil como en la red de fibra.
AUMENTO DE CLIENTES
Por otro lado, MásMóvil informa de que cerró el año 2016 con más de 4,4 millones de clientes, un 4% más que el año pasado, de los cuales 4,3 millones son de móvil y 122.000 de banda ancha fija.
Del total de clientes de telefonía móvil, sector en el que tiene una cuota de mercado del 8,3%, el 78% pertenecen al segmento de postpago, un 12% más que el año pasado. Durante 2016, el Grupo captó 370.000 nuevos clientes de esta modalidad y registró un saldo neto de portabilidades de 188.000 nuevos clientes, "liderando este mercado en 2016".
En cuanto al negocio de banda ancha fija, destaca que los 122.000 clientes responde al éxito de la oferta convergente de la marca MásMóvil que, desde su lanzamiento en mayo del año pasado hasta el final del año, logró captar 86.000 nuevos clientes de banda ancha fija, lo que representa el 18% de las nuevas altas durante este periodo.
El ingreso medio por usuario (ARPU) facturado ponderado de los clientes durante 2016 ha alcanzado los 14,1 euros frente a los 13 euros del año anterior, mientras que el de los clientes de banda ancha fija ha pasado de los 21 euros en los primeros meses de su lanzamiento, a los 30 euros en el último trimestre de 2016.
INVERSIONES
Por otro lado, la compañía también destaca el "extraordinario esfuerzo inversor" que realizó n 2016, 101 millones de euros, destinado principalmente destinadas a la actualización de su red 4G, que cubre el 85% de la población; el despliegue de su red de fibra, que alcanza 1 millón de hogares con red propia y 7 millones gracias al acuerdo con Orange, y a las inversiones necesarias para la expansión comercial de su oferta convergente. El Grupo espera finalizar este año con 10 millones de hogares comercializables con su oferta de fibra.
De cara a 2017, la compañía, teniendo en cuenta el "éxito" alcanzado en 2016 y el comportamiento registrado durante los primeros meses de 2017, espera un aumento combinado neto total de líneas fijas de banda ancha y líneas móviles post-pago de 500.000 clientes.
En esta línea, prevé un crecimiento de los ingresos por servicio de más del 10% respecto a los ingresos por servicios proforma de 2016 y alcanzar más de 200 millones de euros de EBITDA recurrente, frente a los 119 millones de euros de 2016.