Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La información en la garantía de los productos tecnológicos es "incompleta y confusa", según OCU

Al comprar un dispositivo tecnológico nos asaltan las dudas sobre si funcionará o no, o sobre cuánto tiempo tenemos para devolverlo en caso de que falle. Ante este desconocimiento generalizado, la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) ha realizado un estudio basado en el análisis de las garantías de diferentes marcas, donde concluyen que la información que por lo general suministran las marcas sobre la garantía legal "es incompleta y confusa".
El estudio, centrado en el análisis de BQ, Huawei, LG, Apple, Wolder, Woxter, Samsung y HP, explica que cada fabricante recoge en su garantía especificaciones que, o no están bien explicadas o son confusas para los consumidores de sus productos.
Como regla general, si el producto presenta cualquier fallo o defecto, los consumidores podrán elegir entre la reparación o sustitución, ambas gratuitas. Además, el tiempo que dura la reparación se incluirá como una prórroga en el plazo de garantía. No obstante, si ninguna de estos opciones nos es válida, el consumidor podrá pedir que le rebajen el precio del producto o que le devuelvan el dinero.
Aunque esto puede darse por sabido y debería quedar recogido en las garantías, OCU denunciado, por ejemplo, que el plazo de garantía de Apple es demasiado confuso, dando a entender que la garantía es de "sólo un año". Además, en lo referente a la rebaja del precio, marcas como Samsung o Huawei indican que la garantía legal cubre la reparación o sustitución, pero no contempla la reducción del precio.
Por otro lado, en el informe, que será publicado en la revista 'Dinero y Derechos', también recoge la opción del 'consumidor elige', ya que marcas como Woxter, Huawei o HP olvidan incluir en su información que el consumidor puede elegir entre reparación o sustitución del producto. Asimismo, y según la ley, el periodo de la garantía quedará suspendido durante la reparación, datos que quedan recogidos de manera confusa en la garantía de LG o Huawei.
Ante este panorama, OCU ha lanzado una serie de consejos como guardar las facturas o los documentos de garantía. Además, indica que para casos de compra a distancia (Internet o teléfono) si el defecto aparece antes de los primeros catorce días naturales "se debe hacer uso del derecho de desistimiento, que permitirá devolverle el dinero sin realizar alegatos".
No obstante, y si no estamos satisfechos con los dispositivos, OCU nos anima a reclamar. Además, en las compras por Internet aconsejan comprar en tiendas adheridas a algún sistema extrajudicial de resolución de conflictos. Como última alternativa en caso de conflicto, OCU aconseja la vía judicial, sin necesidad de abogado o procurador si el importe no supera los dos mil euros.