Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El riesgo de infección por sapovirus en carnívoros silvestres disminuye con el aumento del tamaño del gurpo

Una investigación de un grupo de científicos dirigido por el Instituto Leibniz de Investigación Zoológica y de la Vida Salvaje (IZW, por sus siglas en inglés), en Alemania, han descrito, por primera vez, la infección por sapovirus en carnívoros salvajes africanos en el ecosistema del Serengeti, incluyendo la hiena manchada, el león africano y el zorro de orejas de murciélago. El trabajo revela varios brotes de infección por sapovirus en hienas manchadas e, intuitivamente, que el riesgo de infección se redujo a medida que el tamaño de los grupos aumentaron.
Estos resultados conseguidos tras dos décadas de monitoreo se detallan en un artículo publicado en la revista científica 'PLoS ONE'. Los sapovirus son un grupo emergente de virus del grupo de calicivirus y agentes bien conocidos de gastroenteritis en las personas y los cerdos domésticos, pero actualmente se sabe muy poco sobre su papel en la ecología de la fauna o las cepas genéticas que infectan a la vida silvestre.
Los sapovirus se transmiten por vía fecal-oral y cse onsideran un riesgo importante para la salud humana. Se sabe de cepas de sapovirus de personas en Estados Unidos que han infectado a los perros domésticos y los leones marinos de California, lo que sugiere que estos virus tienen un potencial considerable para la transmisión entre especies. Actualmente, se sabe poco acerca de la infección sapovirus en la fauna silvestre y antes de este estudio no se sabía nada acerca de la infección de sapovirus en los carnívoros salvajes en África.
Los resultados del estudio, centrado en el ecosistema del Serengeti, en el norte de Tanzania, describen por primera vez la infección por sapovirus de carnívoros salvajes africanos, como la hiena manchada, el león africano y el zorro de orejas de murciélago. Los datos de secuencias genéticas revelaron que las cepas identificadas a partir de estos carnívoros africanos eran nuevas para la ciencia y que mostraron cierta especificidad del huésped de la misma especie.
El seguimiento a largo plazo de la incidencia de la infección entre los animales que se conoce de forma individual en tres grupos de hiena manchada reveló varios focos de infección por sapovirus y que el riesgo de infección disminuyó a medida que aumentó el tamaño del grupo. "Este tipo de efecto que se ha denominado dilución o efecto de reducción por encuentro, y en nuestro estudio es más probable que este efecto se explique por los niveles de inmunidad de grupo en un clan que modula el riesgo de infección", subraya la autora principal del estudio, Ximena Olarte-Castillo, estudiante de doctorado en la Leibniz IZW.