Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La industria del videojuego crece un 7,4% en España en 2016, un año marcado por su entrada en la agenda institucional

El videojuego entra en 2016 en la agenda institucional, un hito que han resaltado desde la Asociación Española de Videojuegos (AEVI) con motivo de la presentación del anuario de la Industria, y que se complementa con el incremento de la facturación en el sector en un 7,4% respecto a 2015.
La industria del videojuego en España facturó 1.163 millones de euros en 2016, un 7,4% más respecto al año anterior, cuando se facturaron 1.083 millones de euros, según los datos de GFK y Gametrack, recogidos por AEVI.
El dato de facturación consolida a los videojuegos un año más como la primera opción de ocio audiovisual en el país, por delante de industrias como la del cine (601 millones de euros) y la música grabada (163,7 millones de euros).
La venta física de videojuegos facturó 781 millones de euros, según datos aportados por GFK, mientras que la venta online supuso 382 millones de euros, de acuerdo con datos de Gametrack-ISFE.
El consumo en línea se incrementó un 30,82% respecto a 2015, entre aplicaciones para dispositivos móviles (177 millones de euros) y el resto de plataformas online (205 millones de euros).
Por segmentos de negocio, las ventas de 'hardware' y videojuegos se incrementaron en 2016 un 2,3% y un 1,7%, respectivamente, mientras que la venta de accesorios disminuyó un 11,5% respecto al año anterior.
En total, el 'hardware' facturó 308 millones de euros, mientras que el 'software' generó 361 millones de euros. Los periféricos y accesorios, por su parte, alcanzaron los 113 millones de euros.
EL PERFIL DE LOS JUGADORES
El anuario también recoge el perfil de los jugadores españoles (56% hombres y 44% mujeres), principalmente situados en las franjas de edad comprendidas entre los 6 y los 10 años (75%), entre los 11 y los 14 años (76%) y entre los 15 y los 24 años (68%).
Los jugadores españoles, como reseña el anuario, dedican una media de 6,2 horas a la semana a jugar a videojuegos, por encima de la media de países del entorno, como Francia (6 horas), pero por debajo de Reino Unido (8,9 horas) y Alemania (8,1 horas).
EL VIDEOJUEGO EN EL PARLAMENTO
El anuario 2016 de la Industria del Videojuego en España resalta la entrada del videojuego en la agenda institucional, tanto en el Congreso de los Diputados como en parlamentos autonómicos, como la Asamblea de Madrid y el Parlament de Catalunya.
Por primera vez, el Congreso de los Diputados ha exigido al Gobierno facilitar las inversiones internacionales de la industria, la Asamblea de Madrid solicitó a las autoridades locales el desarrollo de la industria local y el Parlament de Catalunya fue el escenario de la primera comparecencia de la industria en un parlamento.
Este hito constituye uno de los tres pasos dados en 2016. "El consumo ha crecido, las instituciones entienden cada vez más la necesidad de desarrollar la industria local y facilitar las inversiones internacionales y se ha celebrado el mayor evento de la historia de los videojuegos en España", como ha destacado el director general de AEVI, José María Moreno.
Ese tercer paso lo protagoniza Barcelona Games World, cuya primera edición se celebró en octubre del año pasado. Contó con 121.980 visitantes, 53.000 m2 dedicados al videojuego, más de mil terminales, se celebraron 372 reuniones de negocio y se instalaron 155 expositores, como han apuntado desde AEVI, con la mirada puesta en la próxima edición.