Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El fundador de McAfee pide ayuda en la red para no ser rastreado por la policía

John McAfeeReuters

El pionero de la seguridad informática, John McAfee, sospechoso del asesinato de uno de sus vecinos en Belice, se encuentra en paradero desconocido desde hace poco más de una semana. Desde su escondrijo ha mandado mensajes a los medios en los que se declara inocente y acusa al Gobierno de la isla de querer matarlo. Su última pista es una pregunta en un foro en la Red en la que pide información sobre el seguimiento telefónico.

El gurú del software antivirus, que creó McAfee Associates en 1989, ha permanecido escondido desde que la policía comenzó a buscarlo para interrogarlo por el asesinato de su vecino, el estadounidense Gregory Faull, el pasado fin de semana.
McAffee en un foro privado de mensajes ha pedido a los internautas ayuda para burlar el seguimiento policial telefónico, según publicó Gizmodo.
Las preguntas -muy específicas-  que el informático de 67 años escribió fueron las siguientes:
"¿Cuánto tiempo se necesita para que una empresa de telefonía puede localizar una señal de un móvil¿Con qué precisión puede hacerlo? ¿Hay alguna manera de confundirlo o retrasar el sistema si un teléfono móvil está apagado, pero y si la batería está instalada??? hay alguna manera de localizar el teléfono? ¿Hay marcas de teléfonos que son más / menos difícil para rastrear? "
Una de las respuestas que recibió fue: "Bueno, esto es incómodo ..."
Yoga, sexo y armas, el aislamiento de McAfee
El pionero de la industria de la seguridad, había peleado con Faull previamente y desde que se ocultó ha mantenido algunos contactos con medios de comunicación a los que ha dicho que las autoridades de Belice quieren matarlo.
Residentes de la isla caribeña de Ambergris Caye lo describen como un hombre excéntrico e impulsivo, que abandonó su carrera de empresario exitoso en Estados Unidos por una vida de semiaislamiento en el ex refugio pirata de Belice, rodeado de guardaespaldas y mujeres jóvenes.
Aficionado al yoga, McAfee, que ha vivido en la isla por unos cuatro años, a menudo se desplaza con sus guardaespaldas y lleva pistolas en su cinturón.
"No se preocupen por el perro, tengan cuidado con el propietario" dice un pequeño cartel con un dibujo de una mano empuñando una pistola de gran calibre que está sobre la valla que separa al muelle de la piscina que tiene McAfee frente al mar.
Las autoridades creen que consumía drogas de diseño y sus vecinos dicen que trató de expulsarlos de la playa pública. En el interior de la vivienda, guardaba un pequeño arsenal de armas que incluía rifles con mira telescópica.
También hubo quejas sobre los muchos y ruidosos perros que tenía el millonario. Funcionarios de la isla dicen que el envenenamiento de cuatro de esos perros podría estar vinculado al fallecimiento de Faull, un contratista de Florida de 52 años que apareció muerto de un disparo en una casa de dos plantas que está a unos 100 metros de la propiedad de McAfee.
Faull fue uno de los vecinos que se había quejado de la actitud y los perros de McAfee. Desde la clandestinidad, McAfee ha dicho a la revista Wired, con quien ha mantenido varias conversaciones, que está disfrazado y encerrado en lo que ha calificado como un refugio plagado de piojos.
McAfee ha negado haber disparado a Faull y ha dicho que teme que la policía lo mate o lo torture. La policía dice que sólo quiere hablar con él.
En un texto que Wired ha asegurado que fue redactado por McAfee, el empresario estadounidense ha culpado a la "cultura pirata" de Belice por sus problemas.
"Belice sigue siendo un refugio pirata y es gobernado más o menos por las líneas establecidas hace siglos por los semejantes del capitán Morgan, Barbanegra y el capitán Barrow", ha dicho.
El primer ministro de Belice, Dean Barrow, ha instado a McAfee a ayudar a la policía en su investigación y lo ha llamado "chiflado".
Muchos locales en San Pedro describen al tatuado McAfee, que amasó su fortuna desarrollando el software antivirus que lleva su nombre, como un hombre generoso pero inestable.
"Es muy buen tipo, ayudó a mucha gente. El problema es que cuando quería algo lo quería ya. Y cuando no lo obtenía, se volvía paranoico", ha comentado un isleño, ex empleado de McAfee, que como otras muchas personas habló a condición de no ser identificado.
Doug Singh, ex ministro de policía de Belice, ha dicho a Reuters que no podía explicar las últimas declaraciones de McAfee. "El señor McAfee parece estar un poco divorciado de la realidad. Nadie tiene nada contra él", ha dicho.