Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La "fuerte señal" de interés SETI vino probablemente de la Tierra

La "fuerte señal" detectada a 95 años luz por el radiotelescopio ruso RATAN-600 es probablemente de origen terrestre, y el programa ruso de búsqueda SETI aún no ha tenido el resultado positivo deseado.
Estas han sido las conclusiones del Special Astrophysical Observatory (SAO) de la Academia Rusa de Ciencias en relación a la expectación científica creada por esa señal, y la interpretación en diversos medios de comunicación de que estuviera asociada con la actividad de una civilización extraterrestre.
En su comunicado, el SAO explica que en los últimos años, los astrónomos del Instituto Skobeltsyn de Física Nuclear de la Universidad Estatal Lomonosov de Moscú, junto con sus colegas del Observatorio Astrofísico Especial de la Academia Rusa de Ciencias (SAO RAS) han estado llevando a cabo un estudio de objetos astronómicos en el marco del programa SETI (Búsqueda de Inteligencia Extraterrestre).
SETI es el nombre común para los proyectos y actividades para la búsqueda científica de actividad de civilizaciones extraterrestres. El programa está orientado hacia la búsqueda de la radiación factible de origen artificial. Los estudios se llevaron a cabo con el RATAN-600 utilizando radiómetros continuos de amplio rango entre las frecuencia de 1 a 22.7 GHz. Tales observaciones en RATAN-600 son posibles, debido a su área de recogida de miles de metros cuadrados, y esta alta sensibilidad del telescopio nos permite la búsqueda de señales extremadamente débiles en el Universo, entre los que se encuentran los relacionados con el SETI.
Los objetos de la investigación dentro de este programa son estrellas de tipo solar con planetas y estrellas de tipo solar con posibles planetas no detectados.
En el marco de este programa, una señal de radio interesante a una longitud de onda de 2,7 cm fue detectó durante la observación de uno de los objetos (el sistema estelar HD164595 en Hércules) en 2015. El procesamiento posterior y el análisis de la señal reveló que su origen más probable es terrestre.
En cuanto a otros objetos de la encuesta RATAN-600, es "demasiado pronto" para pronunciarse acerca de resultados científicos fiables. Utilizando las medidas obtenidas, son sólo fiable para estimar el límite superior de la detección de las áreas estudiadas. "Se puede decir con confianza ninguna señal como la buscada ha sido detectada", han señalado.
En cualquier caso, la señal de HD 164595 será objeto de debate en una reunión del Comité Permanente de Búsqueda de Inteligencia Extraterrestre, durante el 67 Congreso Internacional de Astronáutica (IAC) en Guadalajara (México) el 27 de de septiembre.