Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un experimento estudiantil de rayos X viajará en la nave de la NASA a Bennu

Uno de los instrumentos de los que se compone la nave espacial que la NASA planea lanzar al asteroide cercano a la Tierra, Bennu, se trata de un experimento estudiantil que va a utilizar los rayos X para ayudar a determinar la composición de la superficie de Bennu.
El proyecto llamado X-Ray Imaging Spectrometer, o REXIS, fue desarrollado por investigadores y estudiantes del Centro Harvard-Smithsoniano para Astrofísica (CfA) y el Instituto de Tecnología de Massachusetts (MIT), tanto en Cambridge. Se trata del segundo experimento de estudiantes para volar en una misión interplanetaria de la NASA.
"Con estudiantes de Harvard, se diseñó un instrumento de imagen de rayos X de gran campo que fue construido por los estudiantes en el MIT", ha recordado el astrónomo de Harvard y Adjunto Científico del Instrumento Josh Grindlay.
"Un objetivo principal de REXIS fue educar a los estudiantes,", ha señalado el científico y astrónomo de Harvard, Jaesub Hong.
La misión se pondrá en marcha con un Atlas V desde Cabo Cañaveral y tras el viaje de dos años a Bennu, la nave espacial pasará cerca de dos años haciendo observaciones y mediciones antes de recoger una muestra de la superficie y regresar a la Tierra.
El instrumento ayudará al equipo de la misión a seleccionar el sitio de la muestra mediante la caracterización de la superficie del asteroide. Bennu emite rayos X a través de un proceso conocido como fluorescencia, en la que los rayos X procedentes del Sol hacen átomos en el asteroide.
"REXIS puede captar imágenes de elementos brillantes como el magnesio, silicio o hierro, que son típicos en este tipo de asteroides", ha explicado uno de los científicos del instrumento Branden Allen.
Al igual que muchos asteroides, Bennu representa una reliquia de la formación del sistema solar. Se formó con trozos de material primitivo pegadas entre sí con el tiempo. Asteroides como Bennu pueden haber entregado agua, carbono y otras sustancias esenciales para la vida en la Tierra primitiva.
REXIS es un proyecto de cinco millones de dólares en el que participaron cerca de 50 estudiantes de licenciatura del MIT y Harvard. La misión Osiris-Rex está siendo dirigida por la Universidad de Arizona bajo el la supervisión del investigador principal, Dante Lauretta.