Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La exoTierra en formación de TW Hydrae se 'evapora', según un estudio

El prominente hueco en el disco que rodea a la estrella TW Hydrae, que había sido atribuido a un gran planeta en formación a una distancia como la de la Tierra al Sol, parece tener otra explicación.
Un estudio internacional dirigido por la profesora Barbara Ercolano, del observatorio astronómico de la Universidad Ludwig-Maximilians de Munich, explica su formación por un proceso conocido como fotoevaporación, que está provocando en este caso la disipación del disco.
La fotoevaporación se produce cuando una intensa radiación emitida por la estrella calienta el gas, permitiendo que se mueva hacia el exterior desde el disco que la rodea.
El disco de polvo que circunda TW Hydrae ha sido durante mucho tiempo un objeto preferido de observación. La estrella se encuentra a sólo 175 años luz de la Tierra, y es relativamente joven (alrededor de 5-10 millones de años). Por otra parte, el disco está orientado casi perpendicular a nuestra línea de visión, lo que permite contemplar su estructura.
Imágenes espectaculares publicadas en marzo se hicieron con el telescopio ALMA, una matriz de detectores en el desierto del norte de Chile. Juntos, forman un radiotelescopio con poder de resolución sin precedentes, que puede detectar la radiación de los granos de polvo en el intervalo de tamaño de milímetro.
La fotoevaporación es una de las principales fuerzas que dan forma al destino de los discos circunestelares. No sólo puede destruir tales discos -que típicamente tienen una esperanza de vida de unos 10 millones de años- sino que puede detener la formación de los jóvenes por su gravedad y por la interacción con el gas del disco que rodea a su estrella madre.
Los huecos causados por la acción de la fotoevaporación en el disco colocan a los planetas en su lugar mediante la eliminación del gas, permitiendo que las pequeñas acumulaciones de polvo se convierten en planetas de pleno derecho y orientándolos en órbitas estables. Sin embargo, en el caso del sistema de TW Hydrae, Barbara Ercolano cree que la brecha interna revelada por los mapas de ALMA no es causada por un planeta, sino que representa una etapa temprana en la disipación del disco.
Este punto de vista se basa en el hecho de que muchos rasgos característicos del disco alrededor de TW Hydrae, tales como la distancia entre el hueco y la estrella, la tasa global de acreción de masa, y las distribuciones de tamaño y densidad de las partículas, están en muy buena concordancia con las predicciones del modelo de la fotoevaporación.