Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El antes y después de Richard Lee Norris

El antes y después de Richard Lee Norriscuatro

Richard Lee Norris comienza a recuperar su vida, después de haber vivido encerrado en su casa desde 1997, según publicó el Daily Mail. El hombre, de Virginia, sufrió un accidente con una pistola que le destrozó la cara. Ahora ya puede comenzar una nueva vida, después de someterse a un trasplante total de rostro.

El disparo no solo le destrozó el rostro, sino también los dientes, la lengua y la mandíbula. Todo eso fue trasplantado en una operación quirúrgica que duró 36 horas.
La intervención, realizada en un hospital de Maryland, en EEUU, le ha devuelto la vida a este hombre de 37 años que ahora puede afeitarse, lavarse los dientes y empezar a sentir su cara.
Richard Lee fue sometido a múltiples cirugías reconstructivas en la que le reemplazaron los nervios y el tejido muscular subyacente desde el cuero cabelludo hasta el cuello.
"Ahora soy capaz de caminar entre la gente y que nadie mesiga con la mirada".