Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un estudio identifica las neuronas que controlan el hambre

El lóbulo temporal medio del cerebro (MTL) tiene un papel importante en la memoria declarativa. Foto: Gtrescuatro.com

Un estudio de la universidad de Edimburgo ha identificado un grupo de neuronas que controlan el hambre. Los investigadores han revelado que estas activan el circuito cerebral que elimina el hambre y provoca sensación de saciedad. El descubrimiento, probado en ratones, abre una esperanza prometedora para el desarrollo de fármacos que harían perder peso.

Los investigadores comprobaron que este circuito cerebral no solo promueve la sensación de satisfacción, sino que además, evita la que provoca el hambre, según ha publicado la web 'The Herald Scotland'.
El estudio, publicado por la prestigiosa revista 'Nature Neuroscience' , han identificado el vínculo neuronal largamente buscado que inhibe y controla el hambre.
Es el melanoncortin 4 (MC4R), circuito receptor regulado en el cerebro.
Con el fin de obtener acceso directo a estas neuronas MC4R, los investigadores utilizaron un grupo de ratones modificados genéticamente para liberar una proteína en estas células cerebrales particulares. Esto permitió a los científicos a monitorizar sus conexiones y controlar remotamente su actividad.

El equipo de Estados Unidos fue dirigido por el Dr. Alastair Garfield, profesor visitante y fisiólogo de la Universidad de Edimburgo.
Garfield ha explicado que "a pesar de que estos ratones se habían comido todo un día de calorías y estaban completamente saciados, cuando utilizamos [una técnica de laboratorio] para desactivar estas células del cerebro empezaron a consumir vorazmente alimentos sin que tuvieran necesidad de calorías."
"En conjunto, estos experimentos sugieren que estas neuronas funcionan como un freno sobre la alimentación y son esenciales para evitar comer en exceso", dijo el Dr. Garfield.
Los científicos se mostraron muy optimistas, porque la identificación de las neuronas en el cerebro que controlan el hambre podría ayudar en el desarrollo de fármacos para combatir la obesidad.