Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un estudio en 13.000 lagos árticos constata que se deshielan antes

Un estudio de 13.300 lagos árticos en todo el planeta, cubiertos de hielo durante los meses de invierno, ha revelado que se están derritiendo antes cada primavera.
La investigación de la Universidad de Southampton ha demostrado que en promedio el hielo se está desintegrando un día antes al año, basado en un período de 14 años entre 2000 y 2013. Sus hallazgos se publican en la revista Nature Scientific Reports.
Los investigadores usaron información sobre cómo la luz se refleja en los lagos, según lo registrado por el sensor MODIS (Moderate Resolution Imaging Spectroradiometer) de la NASA, que recopila diariamente una serie de datos espectrales y térmicos mientras rodea el planeta en dos satélites. Este estudio utilizó los cambios en la reflectancia para identificar los procesos de congelación y descongelación.
El profesor Jadu Dash, dijo: "Estudios previos han estudiado un pequeño número de lagos para mostrar el impacto de los cambios de temperatura en la naturaleza cíclica de la capa de hielo lacustre. Monitorizar miles de lagos de esta manera a través del Ártico contribuye al creciente rango de observaciones que muestran la influencia que tienen las temperaturas más cálidas en el Ártico ".
Los investigadores descubrieron que las cinco áreas de estudio en el Ártico (Alaska, Noreste de Siberia, Siberia Central, Noreste de Canadá y Europa del Norte) mostraron tendencias significativas de desprendimiento temprano de hielo en la primavera, pero en diferentes grados. Siberia central demostró la tendencia más fuerte, con el hielo rompiéndose un promedio de 1,4 días antes cada año. El norte de Europa mostró el menor cambio en la rotura del hielo, con 0,84 días antes al año. Encontraron una fuerte relación entre la disminución de la cubierta de hielo y un aumento cada vez mayor de la temperatura en primavera.
El equipo también examinó el momento de la formación de la capa de hielo en los lagos a finales del otoño. Aunque el uso de imágenes satelitales no fue posible debido al corto período de luz del día que limita una observación satelital válida, las observaciones sobre el terreno sugieren que el congelamiento de los lagos está comenzando más tarde, acortando aún más el período de hielo, aunque se necesitaría más trabajo para confirmarlo.
El profesor Mary Edwards, de la Universidad de Southampton, comenta: "Nuestros hallazgos tienen varias implicaciones: los cambios en la cubierta de hielo afectan al equilibrio energético entre la tierra y la atmósfera, y menos hielo significa una temporada más larga para la biología de los lagos. Afectan a procesos como las emisiones de CO2 y CH4, y muchas personas usan paisajes cubiertos de hielo para el transporte de invierno, por lo que los viajes de primavera y otoño para actividades comerciales y de subsistencia se verán cada vez más afectados".