Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

"El estilo de vida puede prevenir el cáncer en un 40%"

El cáncer de mama es una enfermedad que afecta a 1 de cada 10 mujeres en nuestro país. A pesar de estos números, las probabilidades de superarlo completamente son cada vez mayores. El camino es largo y costoso, pero todo es mejor si se realiza con optimismo y fuerza.
La Dra. Laura García Estévez, forma parte y colabora activamente en los talleres que la fundación Clínica Menorca imparte para mujeres con cáncer de mama que están en proceso de curación, e incluso para aquéllas que aun no se han sometido a tratamiento pero ya han sido diagnosticadas para ayudarlas a afrontar esta etapa con otros ojos. También, es la encargada de la gestión de la recaudación obtenida con los eventos deportivos que el Dr. Ángel Martín, director de la Fundación Clínica Menorca, organiza para ayudar en la lucha contra el cáncer de mama.
CHANCE: Dra. Estévez, ¿está en nuestra mano hacer algo para prevenir el cáncer de mama?
Laura Estévez: Hay ciertos factores de riesgo que están relacionados con el estilo de vida, es decir, conductas personales como la alimentación y el ejercicio, que podría ayudar a reducir las cifras, al menos en un 40%.
CH: ¿A qué cifras se refiere?
L.E: Tanto la sociedad americana, como la europea y la española de oncología coinciden en que uno de cada dos varones o una de cada tres mujeres tendrá un cáncer a lo largo de su vida.
CH: ¿Cuáles serían las pautas para tener un estilo de vida saludable con el objetivo de prevenir la aparición del cáncer sea del tipo que sea?
L.E: Las futuras generaciones tanto de hombres como de mujeres deberían hacer ejercicio físico de forma cotidiana, se recomienda un mínimo de tres veces a la semana, una hora diaria de ejercicio aeróbico. En cuanto a la alimentación, la dieta mediterránea es tremendamente saludable. Ya sé que es hartamente difícil en la era y la sociedad que vivimos, pero también hay que hacer todo lo posible por evitar el estrés, es cierto que la relación directa entre cáncer y estrés aún no se ha demostrado científicamente, pero tiempo al tiempo.
CH: La sociedad de hoy en día no le proporciona a la mujer trabajadora muchas facilidades para llevar a cabo todas estas medidas preventivas.
L.E: En este aspecto lamentablemente las mujeres tenemos varias desventajas. En primer lugar la conciliación de la vida laboral con la personal, por otro lado para el hombre es más fácil, entre otras cosas, porque tiene modelos masculinos a seguir, en este país las retransmisiones deportivas son mayoritariamente masculinas. A mí me parece que esta es una situación que se ha normalizado y debería de cambiarse.
CH: En cuanto a la alimentación, ¿es cierto que hay alimentos que previenen el cáncer?
L.E: No es verdad que haya alimentos que evitan el cáncer, son leyendas urbanas difundidas por desaprensivos que se aprovechan de la desesperación de la gente. No hay ningún alimento prohibido en el cáncer, ninguno, no está probado que no se pueda ingerir leche, por ejemplo, o azúcar, lo que sí está probado es que no se debe abusar de las carnes rojas como de ningún otro producto, claro está.
CH: Un diagnóstico a tiempo ayuda a superar un cáncer de mama. ¿Cuándo debemos acudir al médico?
L.E: La sociedad española de oncología médica recomienda una mamografía a partir de los 40 años con carácter anual y bajar la edad de la primera mamografía cuando hay antecedentes de cáncer en la familia. El componente hereditario está en torno a un 5 o 10% hasta el momento, solo conocemos dos genes relacionados con el cáncer de mama hereditario.
CH: ¿En qué proporción aumentan los casos de cáncer de mama anualmente y a qué edad?
L.E: Manejamos las cifras de los 27.000 casos de cáncer al año, en España el registro de tumores no es muy bueno y se quedarán en el camino muchos casos no registrados, pero la incidencia hasta donde yo sé no ha bajado, sigue habiendo 27.000 casos nuevos de cáncer de mama al año y una de cada 10 españolas tendrá un cáncer de mama, el más frecuente en la mujer. La edad del cáncer de mama es ente los 55 y 65 años, pero desgraciadamente estamos viendo una mayor incidencia de cáncer de mama en mujeres más jóvenes. Tener hijos es un factor protector, no tenerlos, la obesidad o el alcohol son otros factores que influyen en su aparición.
CH: ¿Se conocen las causas que provocan el cáncer de mama?
L.E: Aún no se ha descubierto que factor causa el cáncer de mama, exceptuando el estilo de vida. A falta de saber ese factor la prevención es lo que está en nuestra mano.
CH: ¿Cuántos tipos existen de cáncer de mama? ¿Cuáles son los últimos avances en el tratamiento de la enfermedad?
L.E: Conocemos cinco tipos de cáncer de mama, y de acuerdo al tipo lo tratamos de una forma u otra, que ya es un avance. Otro avance son las plataformas genómicas que nos ayudan a saber si una mujer se va a beneficiar de un tratamiento de quimioterapia o no, antes se la sobretrataba con quimio y ahora ya podemos saber con estos tipos de test, como el oncotype, si la quimioterapia va a tener algún beneficio adicional frente a la hormonoterapia.
Las plataformas genómicas se han ido instaurando poco a poco, cada una mide unos genes diferentes, pero el objetivo es ver el pronóstico de la enfermedad. Los avances van dirigidos a buscar posibles dianas que tenga el tumor y aplicar tratamientos dirigidos a esas dianas, esto es lo que está suponiendo un avance ahora, la cartera de tratamientos es muchísimo mayor que la que teníamos hace unos años y eso es un impacto con respecto a la supervivencia de las mujeres, que es lo que se busca, que viva más y sin enfermedad.
CH:¿Siguen aumentado las expectativas de supervivencia a un cáncer de mama?
L.E: La supervivencia ha crecido porque diagnosticas con mamografías en estadios más tempranos y porque esta medicina de precisión o más personalizada ha contribuido a mejorar la supervivencia. A 5 años el 80% de las pacientes están vivas.
CH: ¿A qué se destinan las recaudaciones altruistas como, por ejemplo, la recibida anualmente por la Fundación clínica Menorca?
L.E: Este año, parte de la recaudación irá a un proyecto de historia de mujeres, un proyecto único que no se ha hecho en ninguna otra parte del mundo. Es una serie de 5 documentales sobre qué ocurre con el cáncer de mama en cinco países de cinco continentes, pues es un problema universal que no entiende de religiones, de razas ni de etnias. Vamos a grabar el segundo documental en España para Europa. El objetivo es mostrar la incidencia del cáncer en nuestra sociedad de la mano de pacientes y de profesionales. En España la adherencia a la dieta mediterránea no llega ni a un 40%, mujeres españolas adheridas a realizar ejercicio de forma regular no llega ni al 23%, el sobrepeso que hay hoy en día en los adolescentes de 15 años es alarmante... Hay mucho que cambiar en España, y el documental quiere ayudar a la prevención que sigue siendo una asignatura pendiente.
CH:¿Algún otro proyecto de investigación?
L.E: Sí, tenemos un proyecto en el que estamos trabajando para demostrar la relación entre el cáncer de mama y el colesterol, está en sus inicios y nos gustaría realizar un estudio prospectivo. Somos los hábitos que adoptamos.