Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Implantan por primera vez en el mundo un cráneo de plástico impreso en 3D

Por primera vez en el mundo, médicos holandeses han conseguido imprimir en 3D un cráneo e implantarlo con éxito en una mujer con una grave enfermedad. La paciente de 22 años, que sufría el crecimiento del cráneo, arriesgaba su vida en caso de que no hubiera funcionado el implante.

La operación realizada en el Hospital Universitario de Utrecht (UMC), en Países Bajos, se produjo hace tres meses, aunque no se ha informado hasta ver que inicialmente ha sido un éxito, según informa la edición 'on line' del diario holandés 'NRC'.
La mujer que ha recibido el cráneo es una joven holandesa de 22 años que necesitaba un cráneo a medida, ya que debido al crecimiento incontrolado de los huesos de su cabeza se ejercía una presión cada vez era mayor en el cerebro, que la producía dolor y comprometía sus funciones cerebrales y su vida.
   El cráneo en 3D, realizado en plástico, se implantó durante una operación que duró 23 horas, y según informa el neurocirujano Bon Verweij, bajo cuya dirección se realizó la cirugía, "era cuestión de tiempo que la mujer viera sus funciones cerebrales críticas comprometidas y muriera".
"El paciente ha recuperado su capacidad de expresión facial, está libre de síntomas, ha podido volver al trabajo y es casi imposible ver alguna vez fue operada", ha señalado el cirujano Verweij, quien ya está pensando en nuevos usos de esta técnica, que podría ser también utilizada para la reparación de cráneos tras accidentes o tumores.
El médico no dudo que era "inevitable" realizarle una cirugía mayor como la que finalmente se ha realizado.
Hasta ahora se realizaba la retirada temporal del cráneo, en los casos en los que se produce un aumento en cerebro -tras una lesión o enfermedad-, y también se había conseguido sustituir una parte con implantes modelados en plástico 3D, pero nunca antes se había sustituido todo cráneo.