Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El cometa ISON ya no existe

El cometa ISON entrando al campo de visión del Observatorio Solar y Heliosférico de ESA/NASAEFE

Científicos de la NASA han confirmado que el cometa ISON está oficialmete 'muerto'. Según han explicado en la última reunión anual de la Unión Geofísica Americana, el cometa perdió gran cantidad de masa durante su cercano trayecto por el Sol.

"El tamaño del núcleo de ISON podría ser como unos cinco o seis campos de fútbol. Este pequeño tamaño estaba cerca del límite de lo grande que ISON necesitaba ser para sobrevivir a su viaje alrededor del sol", ha destacado uno de los miembros de la reunión, Alfred McEwen.
Para llegar a esta conclusión, se ha estudiado la cola de polvo del cometa. Las observaciones realizadas por el Observatorio Solar Terrestre STEREO (NASA) y el Observatorio Solar y Heliosférico SOHO (NASA/ESA), indican que se desprendió muy poco polvo después de que el cometa pasase por la capa más externa del Sol, lo que demuestra que el núcleo del cometa ya se había roto en ese momento.
el trágico final de ISON se ha podido contrastar con los datos del Observatorio de Dinámica Solar (SDO) de la NASA sintonizado las longitudes de onda de la luz que indicarían la presencia de oxígeno, que es muy común en los cometas. "El hecho de que ISON no mostrara oxígeno a pesar de lo cerca que llegó al Sol da una idea de cuán alta era la temperatura de evaporación del material del cometa. Esto limita lo que se podría haber hecho", ha indicado otro de los miembros.
Cuando ISON fue visto por primera vez en 2012, los científicos albergaban la esperanza de que, debido a su luminosidad, proporcionase un impresionante espectaculo de luz en el cielo a lo largo de diciembre de 2013.