Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El ciberataque de WannaCry persiste y obliga a paralizar la actividad de una fábrica de coches Honda

El ciberataque protagonizado por el 'ransomware' WannaCry, que afectó el pasado mes de mayo al funcionamiento de empresas y organizaciones de más de un centenar de países, todavía no está totalmente erradicado. Su última víctima ha sido la compañía automovilística Honda, que se ha visto obligada a interrumpir la actividad de una de sus plantas durante un día por la acción de este virus.
La empresa ha confirmado a Reuters que WannaCry afectó a la red informática de su planta de Sayama, situada al noroeste de Tokio (Japón), donde se fabrican modelos como el Accord Sedán, el Odyssey Minivan y el StepWGN compacto, y se producen cerca de mil vehículos diarios.
El pasado domingo, Honda ya detectó que el virus había afectado a su red en Japón, Norteamérica, Europa y China, entre otras regiones, a pesar de los esfuerzos de la empresa en materia de ciberseguridad cuando WannaCry empezó a sacudir la actividad de organizaciones y hospitales de todo el mundo, según confirmó una fuente de Honda.
La automovilística japonesa se une a la lista de empresas del sector que se han visto afectadas por la actividad del 'ransomware' desde el inicio del ciberataque. Renault y Nissan también se vieron obligadas a interrumpir su actividad de producción de vehículos en plantas de Japón, Reino Unido, Francia, Rumanía y la India.
Honda ha confirmado que la planta de Sayama ya se encuentra a pleno rendimiento desde este martes y que las demás fábricas de la compañía no se han visto afectadas por el ciberataque.