Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La cámara que lanzas como una pelota para hacer fotos y vídeos panorámicos

cámara,pelota,videos,fotos panoramicos,Squito,Steve Hollingercuatro.com

El inventor estadounidense Steve Hollinger ha creado la cámara de fotos Squito, que permite tomar imágenes y vídeos de 360 grados gracias a su forma esférica y su sistema de sensores. El singular invento podría aplicarse en sectores como la arquitectura, los deportes o la creación de mapas 3D, pero aún se desconoce su fecha de salida al mercado.

La fotografía ha evolucionado en los últimos años hasta límites insospechados y si se creía que se había visto todo en este campo, estábamos equivocados. Steve Hollinger ha diseñado la cámara Squito, un dispositivo con forma de bola y de tamaño similar a una pelota de tenis capaz a sacar fotografías panorámicas de 360 grados desde el aire.
Esta peculiaridad viene dada por unos sensores de posición y orientación, de manera que cuando se lanza esta cámara-pelota, dichos sensores son capaces de encajar las diferentes tomas aéreas. Además, cuenta con un sistema de tres cámaras en una, ya que entre las tres se solapan y forman la imagen panorámica final de 360 grados.
Otra característica que ofrece esta singular cámara es la de hacer vídeos panorámicos, algo que resultaría imposible sin el sistema de estabilización con el que cuenta el aparato.
Y por si todo esto fuera poco, la cámara también cuenta con conexión WiFi, lo que permitiría una fácil difusión de fotos o grabaciones en Internet y redes sociales.
Es muy probable que esta cámara se convierta en un nuevo estándar que, además, tendría múltiples aplicaciones en ámbitos profesionales tales como arquitectura, deportes, sistemas de reconocimiento, búsqueda en lugares difíciles, creación de mapas 3D, etc.
Sin embargo, hasta el momento se desconocen datos sobre los planes de comercialización y su precio final del invento por parte del autor y su empresa Serveball.