Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Inventan un revolucionario bikini que descontamina el agua a la vez que nadas

Inventan un revolucionario bikini que descontamina el agua a la vez que nadasYoureshape.com

Ingenieros de la Universidad de California de Riverside, EEUU, han conseguido crear un bikini hecho de un material capaz de absorber mientras nadas hasta 25 veces su propio peso en contaminantes nocivos que se encuentren en el agua. Su diseño, tan sexy como ecológico, es solidario con el medio ambiente también en su producción y el material puede ser reciclado y reutilizado hasta 20 veces.

Un grupo de ingenieros de la Universidad de California de Riverside, en Estados Unidos, ha logrado combinar con éxito la creatividad y la innovación con la moda y la tendencia, elaborando un sofisticado bikini que es capaz de descontaminar el agua mientras nadas con él puesto.
Esta idea, que les llevó a ganar el premio internacional de diseño Reshape 2015, pudo ejecutarse en la práctica gracias a la creación de un material reutilizable derivado de la sacarosa que presenta una estructura "súper hidrofóbica" que más allá de repeler el agua también absorbe contaminantes dañinos o nocivos.
Tal y como explica Mihri Ozkan, profesor de ingeniería eléctrica en la Universidad de Riverside, en declaraciones recogidas por UCR Today, se trata de "un material que no es perjudicial para el medio ambiente y muy rentable y eficiente respecto al coste de producción".
Denominado por ellos mismos 'Esponja', por su forma porosa, la naturaleza versátil del material pronto hizo posible que dando un paso más allá pensasen en la posibilidad de convertir el invento en algo que pudiera ser llevado encima, como una prenda de vestir.
De este modo, junto a un equipo de diseño, comenzaron a moldear una estructura haciendo uso de la tecnología de las impresoras 3D para darle la forma de un bikini tan sexy como ecológico capaz de absorber hasta 25 veces su propio peso en contaminantes. Además, no libera posteriormente los materiales absorbidos a menos que se caliente a una temperatura que exceda los 1.000 grados centígrados. Por otro lado, estos agentes perjudiciales no llegan siquiera a tocar la piel del portador puesto que se quedan atrapados en los poros del material esponjoso.
Por último, y en otra de sus características más relevantes, el material puede ser reutilizado hasta 20 veces sin perder su capacidad de absorción y la almohadilla incorporada en el bikini también puede ser reemplazada por otra nueva así como permite reciclar la antigua.
Ahora, el éxito cosechado por el producto ha hecho que estén estudiando su viabilidad para otro tipo de prendas.