Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Las pobres ventas del tablet Surface golpean el beneficio de Microsoft

Microsoft quiere parecerse más a Apple con la nueva reorganización de la compañíaReuters

Microsoft ha informado este jueves de un beneficio trimestral inferior a lo esperado, golpeado por una menor venta de ordenadores personales que socavaron su unidad Windows, y por asumir un cargo inesperado de 900 millones de dólares (685 millones de euros) por su inventario de 'tablets' Surface sin vender.

Las acciones de la compañía cayeron un 5 por ciento en operaciones después del cierre del mercado, desde máximos de cinco años.
El enorme cargo contable subraya los problemas de Microsoft, que la semana pasada anunció una profunda reorganización para transformarse a sí misma en un líder en "dispositivos y servicios", pero lucha para hacer atractiva la tecnología móvil como Apple o Google.
"Este es el incumplimiento de pronósticos más grande que hemos visto de parte de Microsoft, el mayor de lo que puedo recordar", ha dicho el analista de Pacific Crest Securities, Brendan Barnicle. "Parece que todo fuera débil", ha agregado.
Antes de la ola de ventas a última hora de este jueves, las acciones de Microsoft habían subido un 32 por ciento en el año, por encima del 19 por ciento que acumula el índice Standard & Poor's 500.
Microsoft ha dicho que el cargo de 900 millones de dólares (685 millones de euros) está relacionado con su 'tablet' Surface RT, la versión de su dispositivo equipada con chips de ARM Holdings. Surface apuntaba a desafiar al iPad de Apple cuando fue lanzada el pasado mes de octubre junto a Windows 8, pero no se ha vendido bien.
A comienzos de la semana, Microsoft dijo que estaba recortando drásticamente los precios y ampliando la distribución del modelo para atraer a los compradores.
"Sabemos que tenemos que hacerlo mejor, particularmente en dispositivos móviles", dijo en una entrevista telefónica Amy Hood, nueva presidenta financiera de Microsoft. "Esta es una de las grandes razones por las que hemos hecho los cambios organizacionales estratégicos la semana pasada", agregó.
La mayor reorganización de Microsoft en cinco años, desvelada la semana pasada por el presidente ejecutivo, Steve Ballmer, crea una división únicamente dedicada a dispositivos por primera vez en la compañía, lo que sugiere que doblará los esfuerzos en el hasta ahora esquivo negocio del hardware.
La mayor compañía mundial de software reportó una ganancia de 0,59 dólares (0,45 euros) por acción en el cuarto trimestre, comparada con una pérdida de 0,60 dólares (0,46 euros) por acción en el mismo trimestre del 2012, cuando amortizó el coste de una fallida adquisición. Los analistas esperaban en promedio ganancias de 0,75 dólares (0,57 euros) por acción, de acuerdo a Thomson Reuters I/B/E/S.
Los ingresos crecieron un 10 por ciento, a 19.900 millones de dólares (15.156 millones de euros), ayudados por las ventas del paquete de aplicaciones Office, pero no alcanzó el promedio de las estimaciones de analistas de 20.700 millones de dólares (15.765 millones de euros).
Las ventas de Windows crecieron ligeramente, pero solamente porque se incluyeron algunos ingresos diferidos, lastradas por una caída de las ventas de ordenadores personales estimada en 11 por ciento en el trimestre.
Windows 8 ha vendido más de 100 millones de licencias desde su lanzamiento en octubre, pero no logra convencer a muchos usuarios confundidos por un nuevo diseño que es más adecuado para 'tablets' que para las tradicionales ordenadores personales.