Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un bar de Seattle prohíbe el uso de las gafas de realidad aumentada por privacidad

gafas de realidad aumentada Google Glasscuatro.com

Un bar de Seatle ha prohibido incluso antes de su lanzamiento la utilización de las gafas de realidad aumentada Google Glass dentro de sus instalaciones. Los gerentes del bar temen por una posible violación del derecho a la intimidad de sus clientes.

Las gafas de realidad aumentada de Google aún no han salido a la venta, pero ya son objeto de polémica entre los establecimientos públicos de Estados Unidos.
Sus múltiples aplicaciones despiertan recelo entre la gente acerca de los posibles usos que puedan darse a las gafas.
Entre otras muchas aplicaciones, las Google Glass almacenarán datos acerca de la actividad del usuario para invertirlos en una mejora de la búsqueda web.
Estos datos se unirán a aquellos de los que ya dispone la compañía, obtenidos con el seguimiento de las búsquedas realizadas a través de su buscador.
Sin embargo, las cuestiones de privacidad pueden ir más allá del propio usuario. Google Glass también hará mucho más sencillo tomar fotografías o vídeos con comandos de voz, sin que sea apreciable para los demás. Por ello, muchos usuario son reacios a este tipo de tecnología y el nuevo dispositivo de Google ya ha desatado polémica antes de ser lanzado.
Un bar de Seattle, The 5 point, ha prohibido el uso de este dispositivo en sus instalaciones por miedo a una posible violación del derecho a la intimidad de sus clientes. Así lo ha comunicado en una publicación en Facebook acompañada de una curiosa imagen de un ojo con el dispositivo.
En este 'post', su propietario, Dave Meinert, se explica que el establecimiento acoge a "gran variedad de gente" entre los que se incluyen gran cantidad de aficionados a la tecnología debido a la cercanía de Amazon.
"Hay que entender la cultura de 'The 5 Point' que es a veces sórdido, incluso de mala fama y creo que la gente quiere ir allí y no ser conocido", escribe Meinert, que dice que los clientes de The 5 Point ciertamente no quieren ser grabados en vídeo de manera furtiva.
Además, Meinert concluye que, por esta razón, no permiten "que personas ajenas graben o tomen fotos no deseadas de otros clientes en el bar, ya que es una especie de lugar privado al que la gente va".
Aún se desconoce cuándo estará disponible a la venta el nuevo dispositivo, sin embargo, las últimas noticias que se conocen apuntan a que las especificaciones de las Google Glass se conocerán a partir de finales de este año.