Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La avalancha masiva en el Tíbet, visible desde el espacio

Imágenes de satélite han confirmado la amplitud de una avalancha de nieve registrada en el Tíbet el 17 de julio, que causó la muerte de nueve personas y cientos de cabezas de ganado.
Una enorme corriente de hielo y roca cayó por un estrecho valle en la cordillera de Aru del Tíbet. Cuando el hielo dejó de moverse, un montó de escombros de 30 metros de espesor se había extendido a través de 45 kilómetros cuadrados. Nueve personas, 350 ovejas y 110 yaks en la remota ciudad de Dungru murieron durante la avalancha.
El campo de escombros masiva hace de este uno de los aludes de hielo más grande registrado nunca. Según la NASA, El único caso de tamaño comparable fue una avalancha de 2002 en el glaciar de Kolka en el Cáucaso, ha explicado Andreas Kääb, glaciólogo de la Universidad de Oslo.
Un generador de imágenes multiespectrales de satélite Sentinel-2 de la Agencia Espacial Europea capturó una imagen del campo de escombros el 21 de julio de 2016. El Operational Land Imager, un instrumento similar en el Landsat 8 de la NASA, adquirió una imagen el 24 de junio de 2016, que muestra el área antes de la avalancha.
Las causas de la avalancha no están claras. "Este es un nuevo territorio científicamente --dijo Kääb-- No se sabe por qué una lengua glaciar completa se desprendiera de esta manera. No habríamos pensado que esto fuera posible antes de lo que pasó en Kolka".
El análisis preliminar de imágenes de satélite indica que el glaciar mostraba signos de cambio semanas antes de que ocurriera la avalancha. Normalmente, los signos serían pistas de que el glaciar podría estar en el proceso de surgimiento, pero esta clase de glaciares fluyen normalmente a un ritmo bastante lento, en lugar de colapsar violentamente en una avalancha.
Después de inspeccionar las imágenes de satélite, el glaciólogo de la Universidad de Arizona Jeffrey Kargel opina que la razón "debe ser un flujo de masa de alta energía. Tal vez el agua líquida de lubricación en la base tuvo cierta influencia", dijo.
Tian Lide, glaciólogo de la Academia de Ciencias de China, ha visitado el sitio en agosto y describió la avalancha como "desconcertante" debido a que la zona donde el colapso de hielo empezó es más bien es plana.