Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Termoplastia bronquial, una solución para mejorar la vida de los asmáticos

De los dos millones de personas que en España padecen asma, más de 75.000, la sufren "sin control", o la considerada asma grave. Los enfermos  tienen una pobre calidad de vida. Cuatro hospitales españoles, entre ellos el Gregorio Marañón, de Madrid, realizan una técnica poco invasiva que se llama termoplastia bronquial. Con ayuda de un broncoscopio se introduce en las vías respiratorias un electrodo que, de forma controlada, calienta el músculo del bronquio e impide que se engrose y, por tanto, permite que el aire circule sin problemas. No cura el asma, pero reduce los ingresos y el consumo de medicación.