Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Llega con polémica la aplicación que avisa de controles de alcoholemia

Bien visible junto al volante, el teléfono móvil, con la aplicación funcionado. Control de velocidad a medio kilómetro. Ahora el móvil avisa de un control de alcoholemia. La aplicación lanza la alerta y se diluye el llamado efecto sorpresa y el  conductor ebrio, sigue conduciendo. Es la polémica de estas aplicaciones, cada vez más populares. Compartir la información de donde hay un control es legal, siempre y cuando sea un conductor quien lo haga a título particular. La ilegalidad está en manipular el móvil mientras se conduce. Para dar el aviso hay que parar el coche, sino 200 euros y 4 puntos.