Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Wikipedia se apaga contra la ley SOPA

La enciclopedia en inglés hará un parón de 24 horas este miércoles

Wikipedia se apaga durante 24 horas. La versión inglesa de la popular enciclopedia 'on line' ha decidido suspender sus actividades un día para protestar contra la aprobación de dos polémicas leyes antipiratería en EEUU. Según ha explicado su fundador, las leyes SOPA y PIPA amenazan el futuro de la Red ya que "son peligrosas para una Internet abierta".
La campaña comenzará en la medianoche del miércoles (hora del este de EEUU). Será entonces cuando diversas páginas, entre ellas Wikipedia en inglés, cerrarán para que los visitantes sólo vean información sobre la polémica ley SOPA (Stop Piracy Online Act) y la ley PIPA (Protect IP Act)
El texto instará a los lectores de Wikipedia a ponerse en contacto con su congresista local para pedirle que vote contra ambas propuestas.
Según ha asegurado el fundador de Wikipedia, Jimmy Wales, "ésta es una legislación esbozada de forma bastante torpe que es peligrosa para una Internet abierta".
La decisión de apagar la página se ha tomado en una votación entre la comunidad de escritores y editores de Wikipedia, que gestionan el servicio online, tal y como ha indicado Wales.
Las leyes en cuestión han enfrentado a empresas como Google y Facebook con los partidarios de las propuestas, entre los que hay estudios de Hollywood y sellos discográficos, que aseguran que la legislación es necesaria para proteger empleos y propiedad intelectual.
El texto de la SOPA, a debate en la Cámara de Representantes, pretende acabar con las ventas en Internet de películas estadounidenses, música y otros bienes pirateados, obligando a las empresas de Internet a bloquear el acceso a páginas extranjeras que ofrezcan material que viole las leyes de derechos de autor estadounidenses.
Además, las redes publicitarias de EEUU tendrían que detener sus anuncios digitales en esas páginas y los buscadores no podrían enlazar directamente a webs que distribuyeran contenido pirateado.