Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Las redes Wi-Fi permitirán 'vigilar' a personas a través de la pared

Las redes Wi-Fi permitirán 'vigilar' a personas a través de la paredInformativos Telecinco

Investigadores estadounidenses han creado una tecnología capaz de rastrear los movimientos de personas a través de paredes utilizando las señales débiles de Wi-Fi. La nueva tecnología, que lleva el nombre Wi-Vi, fue desarrollada por un equipo de la profesora del Instituto de Tecnología de Massachusetts: Dina Katabi.

Según fuentes recogidas por Russia Today, esta tecnología consiste en la detección de la reflexión de señales enviadas por el aparato Wi-Vi de objetos que se mueven. El sistema, que cuenta con dos antenas de transmisión y un receptor, puede contabilizar el número de personas en una habitación y localizar a tres individuos de forma simultánea.
Los intentos de rastrear objetos en movimiento a través de la pared consistían en el uso de una tecnología similar a la del radar, pero se trata de aparatos de un coste elevado, por eso el objetivo de los investigadores del MIT fue crear un dispositivo más simple y económico. 

Las antenas de transmisión emiten dos señales casi idénticas, pero la segunda señal es la inversa de la primera. Como resultado, las dos señales se solapan entre sí y se neutralizan. Todos los objetos estáticos en su camino, incluyendo la pared, crean reflexiones idénticas que también se neutralizan. Si el dispositivo registra a una persona que se mueve, las señales reflejadas cambian y regresan al receptor, que determina la localización de la persona en cada momento. 

Asimismo, Dina Katabi señala que Wi-Vi también puede capturar gestos o movimientos de la mano a través de la pared, lo que se puede utilizar, por ejemplo, para apagar la luz en otra habitación con un simple movimiento.