Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Volar drones durante la investidura de Trump podría tener una multa de entre 1.300 y 30.000 euros

Las autoridades de aviación de Estados Unidos prohíben la presencia de drones en la ceremonia de inauguración de la legislatura de Donald Trump, que se celebrará en la ciudad de Washington el viernes 20 de enero. Pilotar uno de estos aparatos puede conllevar una sanción económica de más de 1.300 euros (1.414 dólares), en el caso de los particulares, y de 30.000 euros (32.140 dólares) para empresas.
La prohibición proviene de la principal autoridad de aviación de Estados Unidos (FAA,por sus siglas en inglés). Desde los atentados del 11 de septiembre de 2001, tal como se especifica en un comunicado publicado en la web de la agencia, el espacio aéreo de la capital del país está vedado de forma permanente para cualquier aparato --drones incluidos-- que no haya sido autorizado por la FAA.
El veto a los drones afecta a un radio de casi 50 kilómetros (30 millas) alrededor del aeropuerto de la capital, el Aeropuerto Nacional Ronald Reagan. Este perímetro incluye el Parque Nacional National Mall, la explanada frente al Capitolio donde tradicionalmente se celebran las ceremonias de inauguración de las investiduras.
Las multas establecidas para quienes incumplan la prohibición van desde los más de 1.300 euros (1.414 dólares) para particulares hasta los 30.000 euros (32.140 dólares) con que se penalizará a las empresas. A esto habría que añadir 80 euros más (85 dólares) al tratarse de un Parque Nacional, sobre los cuales también está prohibido volar estos aparatos.
Además, por si la sanción económica no fuera suficientemente disuasoria para quienes piensen en arriesgarse para obtener un plano aéreo de la ceremonia, la Policía podrá requisar también el dron y el portátil o 'smartphone' con el que se esté manejando para borrar todos los archivos obtenidos.