Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Virgin Galactic vuelve a volar, con su prototipo Unity

Dos años después de un vuelo de prueba que terminó en tragedia, la firma que prepara vuelos espaciales privados suborbitales Virgin Galactic ha vuelto a la acción, ya que su segunda nave espacial SpaceShipTwo, llamada VSS Unity, cubrió casi cuatro horas de vuelo sobre el desierto de California el 8 de septiembre, acoplada a su avión nodriza WhiteKnightTwo.
La última vez que la empresa puso a prueba un avión espacial, explotó en el aire, causando la muerte del piloto Michael Alsbury e hiriendo gravemente al copiloto Pete Siebold. El accidente fue atribuido a un error humano al accionarse de forma prematura una palanca para desbloquear las alas de la sección de cola del aparato.
La primera SpaceShipTwo fue construida por Scaled Composites, con sede en Mojave. Para el nuevo modelo, Virgin Galactic se hizo cargo de la responsabilidad del vehículo, y ha tomado precauciones para prevenir que las alas se desplieguen demasiado pronto de nuevo.
En la primera prueba de vuelo, VSS Unity despegó del Puerto Espacial de Mojave acoplada al avión nodriza WhiteKnightTwo. Los dos permanecieron acoplados durante todo el vuelo de 3 horas y 43 minutos de vuelo.
Según explicó Virgin Galactic en su blog, en esta configuración, WhiteKnightTwo sirvió como un verdadero túnel de viento para comprobar el flujo de aire en torno a la SpaceShipTwo, y al mismo tiempo probar cómo la nave espacial se expone a las temperaturas gélidas que se encuentran a 50.000 pies de altura.
Dos pilotos, Mark Stucky y Dave Mackay, se sentaron en la cabina de la nave espacial durante la duración del vuelo.
Ahora, la compañía analizará los datos del vuelo, y realizará más pruebas en vuelo cautivo antes de lanzar el SpaceShipTwo desde la WhiteKnightTwo y permitir que se deslice hasta al suelo. En última instancia, esperan que SpaceShipTwo será capaz de volar con la energía de sus propios de cohetes para alcanzar el borde del espacio.