Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los grandes simios y los niños crean de forma espontánea sus propias herramientas

mono, chimpancécuatro.com

Los niños pequeños inventan espontáneamente herramientas para resolver problemas nuevos, sin la ayuda de los adultos, como se ha observado que hacen los grandes simios. Esta similitud detectada por expertos de la Universidad de Birmingham, en Reino Unido, es contraria a la creencia popular de que el uso de herramientas básicas en el ser humano requiere del aprendizaje social.

Lev Vygotsky, uno de los representantes más influyentes de la Psicología, afirmó que los seres humanos sólo aprenden a utilizar herramientas a través del aprendizaje de los demás, incluyendo a los padres, y que el uso espontáneo de herramientas de los niños es "prácticamente cero". Sin embargo, este estudio ha demostrado que esa teoría está equivocada.
Los investigadores, que publican sus resultados en 'Proceedings of the Royal Society B', basaron su trabajo en los comportamientos observados con el uso de herramientas en chimpancés y orangutanes salvajes, y en 50 niños de edades comprendidas entre 2,5 a 3 años de edad.
Los resultados sugieren que las capacidades cognitivas que subyacen al uso de herramientas son compartidas por los seres humanos y sus parientes más cercanos.
El equipo encontró que en 11 de las 12 tareas, el niño inventó de manera espontánea el funcionamiento correcto de la herramienta. También se vio que aquellos usos que se producen con frecuencia en grandes simios salvajes también fueron inventados con más frecuencia por los niños, lo que indica un gran solapamiento en las habilidades cognitivas físicas de los seres humanos y los grandes simios.
"Elegimos tareas de los grandes simios por tres razones: en primer lugar, no están familiarizados con los niños. Esto asegura que los niños tendrán que inventar el funcionamiento correcto en lugar de utilizar el socialmente adquirido, los conocimientos previos. En segundo lugar, son ecológicamente relevantes, y en tercer lugar, nos permiten hacer comparaciones de especies con respecto a las habilidades cognitivas implicadas", explica Eva Reindl, estudiante de doctorado en la Escuela de Psicología de la Universidad de Birmingham.
En una de las 12 tareas, los niños necesitaba usar un palo como palanca para recuperar pompones de una pequeña caja, igual que los grandes simios usan ramitas para sacar los granos de nueces o semillas de las frutas. Las tareas sólo se podían resolver mediante el uso de una herramienta, pero no se les dijo a los niños cómo.
"La idea era proporcionar a los niños la materia prima necesaria para resolver la tarea. Le dijimos a los niños el objetivo de la tarea, por ejemplo, sacar los pompones fuera de la caja, pero nunca mencionamos el uso de la herramienta. Así, veríamos si los niños llegaban espontáneamente al uso correcto de la herramienta por su cuenta", relata Claudio Tennie, investigador de Birmingham.
Reindl señala: "Aunque es cierto que las formas más sofisticadas de uso de la herramienta humana requieren aprendizaje social, se ha identificado una serie de usos de herramientas básicas que no lo necesitan. Mediante el uso de tareas de los grandes simios, hemos podido demostrar que las raíces de la cultura de herramientas humana cultura son compartidas por los grandes simios, incluidos los humanos, y posiblemente también su último ancestro común".
En el futuro, los investigadores tratarán de ampliar sus hallazgos al presentar a los niños y los grandes simios tareas de herramientas que son completamente nuevas para cualquiera de estas especies, por ejemplo, tareas basadas en el uso de herramientas observadas en los animales no primates, pero que no se dan de forma espontánea en los niños o los grandes simios.